El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) dará a conocer este jueves el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) correspondiente al mes de agosto, y en el que se prevé reflejar el impacto de la pandemia y las medidas de aislamiento en la economía.

De acuerdo con los últimos datos oficiales, este indicador registró en julio una contracción de 13,2% en la comparativa interanual, lo que deja el saldo acumulado en los primeros siete meses del año de 12,6% en negativo con relación al mismo período de 2019.

Analistas privados anticipan un escenario volátil a partir de los primeros datos oficiales referidos al EMAE que "no fueron positivos": la producción industrial interrumpió su "muy acelerado rebote", tras el desplome de marzo-abril, y cayó 0,9% respecto a julio. Se adiciona la baja de 1% en la construcción, dos sectores claves que dejaron de recuperarse.

Así, a nivel general, la expectativa de signos positivos sobre la actividad se concentra en servicios y el comercio, rubros que traccionarán una "leve suba", sin embargo denota de una desaceleración de la recuperación en el Producto Bruto Interno (PBI), e incluso cierta volatilidad de mes a mes, tendencia que "habría llegado para quedarse", en un marco de pérdida de 3.750.000 de puestos de trabajo y de 4,8% del salario real.

Argentina registró en abril el mes con el mayor impacto de la cuarentena en la actividad económica, con el desplome superior al 26%.

Para el INDEC, "las restricciones globales a la circulación de las personas con el objetivo de mitigar la pandemia de la COVID-19 afectan a un conjunto significativo de actividades económicas en todos los países".