La producción de las industrias pymes manufactureras creció 0,2% en diciembre 2020 en comparación con igual mes de 2019, tras nueve meses consecutivos de caída, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa ( CAME). Si bien la recuperación es "apenas emergente, la noticia es positiva porque rompe una tendencia descendente de dos años y medio que, si bien parecía quebrarse en febrero pasado, la pandemia y la cuarentena no le dio lugar", sostuvo la entidad.

Uno de los rubros que más contribuyó al resultado positivo fue Productos de caucho y plásticos, con un alza anual de 7,3% y una participación de 18% en la industria pyme. Con esas cifras, el Índice de Producción Industrial Pymes alcanzó un valor de 81,5 puntos en diciembre y el año finalizó con una baja anual de 14,9%, de acuerdo a los datos de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias pymes de todo el país.

Capacidad instalada en alza

De acuerdo con el informe, la industrias trabajaron en diciembre con una "capacidad instalada de 68,9%, levemente por encima de noviembre, y 8,4 puntos arriba de diciembre 2019".

Del relevamiento se desprende que el último mes del año fue bueno para el sector, ya que en "diciembre, el 52% de las industrias pymes consultadas tuvieron rentabilidad positiva, la proporción más alta desde marzo de 2018".

Mientras que sobre las expectativas de los empresarios respecto al comportamiento de la producción "esperan que continúe bajando en los próximos 6 meses (8,8%)".

Sobre la continuidad de la caída, los empresarios explicaron que "mientras a la mitad de las industrias les va mejor, para la otra mitad todavía el panorama es muy delicado. La mayoría de las firmas espera que se mantengan sin cambio".

Los rubros que crecieron

Entre los ramos que progresaron en su fabricación en diciembre pasado en relación a igual período de 2019 figuran: Productos de caucho y plástico, 7,3% ; Productos químicos (+4,7%); Material de Transporte, subiendo 1,1% anual.

También "Productos electrónicos, mecánicos e informática (+12,5%); y Productos de metal, maquinaria y equipo (+3,1%)".

En el sector Textil, que terminó con un descenso anual de 3,5%, los empresarios encuestados informaron que hay más producción que consumo, en parte porque muchos compran telas por temor a subas de costos o restricciones".