El nivel de reservas internacionales se encuentra en su valor mínimo en dos años y alimenta las expectativas de devaluación por parte del mercado. Como resultado, los agroexportadores no liquidan la cosecha al ritmo esperado y presionan al alza al tipo de cambio oficial, por lo que analistas proponen que el Banco Central cree nuevos instrumentos que incentiven la venta de divisas por parte de las cerealeras.

Así se desprende de un análisis elaborado por la consultora Ecofinanzas, al que tuvo acceso BAE Negocios.

El reporte advirtió que "el nivel de RRII resulta una nueva alerta para nuestra restricción externa estructural, teniendo en cuenta que la escasez de dólares genera expectativas de devaluación y presión hacia la dolarización de carteras", por lo que "el BCRA podría intentar acordar con el sector exportador, en particular con el agro, para que incrementen la liquidación de exportaciones".

De acuerdo a los últimos datos de CIARA, la venta de moneda dura en mayo fue un 18% inferior a la de hace un año atrás, lo que insinúa que "podrían estar reteniendo parte de la cosecha asumiendo una potencial devaluación en los próximos meses cuando se libere la cuarentena".

"Quizá el BCRA podría evaluar la utilización de algún instrumento que permita que los agroexportadores liquiden las divisas en un plazo de 90 días o lo que se acuerde, de manera tal que ingresen las divisas a formar parte de las RRII, sin necesidad de liquidarlas al tipo de cambio vigente", propone el trabajo de Ecofinanzas.

"Claramente esto podría generar un incentivo al ingreso de las mismas, que a su vez podría generar un círculo virtuoso, ya que al existir mayor oferta de dólares, las expectativas de devaluación podrían ser menores", evaluó la consultora.