Las posibilidades abiertas en el marco de la reestructuración de parte de la deuda externa argentina indican que es posible un acuerdo parcial, frente a la postura de tensión entre el Gobierno y los bonistas, para evitar que se produzca un default.

Así lo indica un informe de la consultora Analytica, que evaluó el escenario de renegociación de la deuda, a una semana de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, formalizara la propuesta, en el marco de la crisis global por la pandemia de coronavirus.

"Aunque un default no es conveniente para nadie y no pareciera haber distancias insalvables en las pretensiones de una y otra parte, la firmeza en las posturas podría  llevarnos a ese ese escenario. También podría haber un acuerdo parcial, mejor que el default, pero con duras consecuencias sobre la economía y los indicadores sociales", indica la consultora. 

En ese sentido, plantea tres escenarios posibles:

  • Alcanzar un acuerdo con mayorías,
  • Establecer un acuerdo parcial
  • Llegar al default de la deuda en reestructuración.

Según los economistas, la propuesta que realizó el equipo de Guzmán implica que habrá disponibilidad de dólares para pagar la deuda al Fondo Monetario Internacional dentro de cuatro años.

Y propuso en ese escenario, que Argentina proponga una postergación mayor a los organismos internacionales para que, con esas divisas, poder realizar una opción de mejora que permita acercar posiciones con los tenedores de deuda.

"La oferta argentina, como está planteada, parece diseñada a pedido del FMI. ¿Por qué? Porque en los próximos años habría dólares suficientes para cancelar los vencimientos con el organismo de forma anticipada. Como es obvio, la capacidad de pago suficiente se consigue a costa del reperfilamiento con los acreedores privados", señalaron en el informe.

Delgado y Alvarez evaluaron que "existe espacio concreto para mejorar la oferta, si en lugar de cancelar las obligaciones con organismos internacionales en 4 años, se negocia un acuerdo por 8, por lo que habría espacio para ofrecer mejores condiciones a bonistas privados".