El Gobierno extendió por dos meses más el alcance del decreto 300 que exime de hasta 95% el monto de aportes al sistema previsional para los empleadores de las actividades sanitarias en el marco de la pandemia por coronavirus. 

A través del Decreto 545 oficializado este viernes en el Boletín Oficial, se prorroga por 60 días el alcance diferencial de liquidación tributaria ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). 

"A raíz de la situación de emergencia, no solo se debe procurar la adopción de medidas tendientes a la protección de la salud, sino también resulta relevante coordinar esfuerzos en aras de garantizar a los beneficiarios del Sistema Nacional del Seguro de Salud el acceso a las prestaciones médicas necesarias", detalla el texto oficial. 

De esta forma se continúa con las excepciones de reducción de hasta el 95% de las alícuotas respecto a contribuciones patronales con destino al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y al Impuesto sobre los Créditos y Débitos en cuentas bancarias y otras operatorias.

La medida había sido lanzada el 19 de marzo pasado, por 90 días, por lo que la Casa Rosada vuelve a instrumentar su funcionamiento.