Tras el envío al Congreso del Presupuesto nacional para el 2022, las provincias comenzaron a hacer lo propio con sus proyectos para que las legislaturas locales aprueben su planes de recaudación y ejecución para el año próximo, para el cual tanto los gobernadores como el Ejecutivo nacional prevén mantener un resultado fiscal positivo a ese nivel por quinto año consecutivo, a pesar de los estragos provocados por la pandemia de coronavirus.

Para el cierre de 2021, las proyecciones oficiales ubican al resultado financiero de las 24 jurisdicciones que componen el país en torno al 0,12% del PBI, y marcan una mejora en el margen hasta los 0,16 puntos del producto para 2022, según se desprende del texto elaborado por el Ministerio de Economía para su debate en el Parlamento.

Esto fue consecuencia no solamente de la mayor asistencia por parte de Nación en 2020 y la recuperación de los ingresos en ambos niveles -es decir por el repunte fuerte en la recaudación propia en Ingresos Brutos y la coparticipación-, sino también de la licuación del gasto que explicó buena parte de la derrota que sufrieron los mandatarios en las PASO del 12 de septiembre, principalmente en personal.

Más allá de los resultados puntuales, los estados subnacionales revirtieron a partir de 2018 sus históricos déficits primarios, un resultado que mantuvieron en 2019, 2020 y 2021, pese a la crisis económica y luego, la sanitaria.

Con todo, el Presupuesto calcula unos $53.000 millones de superávit financiero provincial en 2021 y $97.500 millones para 2022, un incremento del 84% interanual, que además contrasta con el rojo total de $77.600 millones con el que habían cerrado el 2020.

Por ejemplo, en Chaco la administración pública mostró un superávit primario de $15.000 millones durante el primer semestre "muy explicado por el ajuste del gasto salarial", precisó ante BAE Negocios el economista Alejandro Pegoraro, de Politikon Chaco. Un colchón que, de cara al segundo semestre y luego de la paliza en las elecciones primarias, comenzará a utilizarse para intentar dar vuelta el resultado, aunque Jorge Capitanich espera cerrar el año con un excedente primario de $12.000 millones y financiero por $5.200 millones.

"Lo que sí hubo fue un fuerte gasto de capital, pero como es muy chico en relación al total, lo que se ve es que en el total cae en términos reales", añadió el consultor al analizar el consolidado de las erogaciones de los distritos.

"Básicamente hay dos combinaciones fuertes en prácticamente todas las provincias. Un incremento importante de recursos de origen nacional como de los tributarios provinciales  y por otro lado un recorte fuerte del gasto, que crece muy por debajo de los ingresos. La mayoría de las provincias tiene un recorte en personal bastante fuerte, salvo en Misiones  donde hubo una expansión de casi 11%", planteó Pegoraro.

Lo llamativo fue que, tanto en 2020 como 2021 los gobernadores se encaminan a mostrar números en verde a pesar del efecto desvastador del Covid-19. Y tanto en las provincias como en Economía esperan mantenerlos en 2022.

"Buena parte del presupuesto de las provincias podría sostener eventualmente superávit fiscal el año próximo," evaluó Pegoraro.

Otro caso interesante es el de Mendoza, que había marcado en 2020 un rojo financiero de apenas $163 millones. Entre enero y agosto de este año, acumuló un excedente de casi $23.000 millones y proyecta para el siguiente un superávit corriente de $9.300 millones, y un saldo financiero negativo de $22.000 millones que se afrontará con parte de ahorros de ejercicios anteriores por $10.000 millones.

Reestructuraciones

Más allá de que el resultado fiscal primario consolidado de las provincias se revirtió en 2018, recién este año alcanzarían en su conjunto un excedente financiero tras computar el gasto en intereses de la deuda. Esto fue consecuencia de la reestructuración de sus deudas que llevaron adelante 12 jurisdicciones y que finalizaron a lo largo de este año, como así también del default prolongado en el que incurrieron La Rioja y Buenos Aires.

En ese sentido, un informe de la city comparó el canje de Nación con el de Axel Kicillof y mostró que este último entregó un valor presente neto (VPN) de los títulos de 81,3 contra 54,4 del primero y el doble de cupón mínimo (2,5% vs. 0,125%), lo que acaso demuestre más una urgencia de cerrar con los acreedores que alguna estrategia en particular.

Más notas de

Ignacio Ostera

Licitación: La demanda por bonos CER empañó el debut de las "Lelites"

Funcionarios de Hacienda siguieron la operación desde Washington

El G20 volvió a apoyar el reclamo para que el FMI reduzca las tasas

Guzmán se vio hoy con el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz

En la previa a la cumbre con Guzmán, se despeja el camino de Georgieva en el FMI

Hoy fue el primer encuentro técnico con los funcionarios del organismo

Guzmán llegó a Washington y deberá negociar con una Kristalina debilitada

Guzmán llegó a Washington y deberá negociar con una Kristalina debilitada

Con la construcción en baja, el Gobierno licita una obra clave por casi $20.000 millones

El consumo de asfalto acumula un salto de más del 120%

La construcción pierde ritmo y reorientan partidas para cumplir la meta de obra pública

La caída mensual en los despachos de insumos se aceleró en septiembre

Expectativa entre constructores por créditos y redeterminaciones de precios

Manzur endulzó los oídos al hablar de un Plan Quinquenal

Provincias ajustaron el gasto en personal para mantener el superávit en plena pandemia

El ministro de Hacienda mendocino, Lisandro Nieri, prevé un superávit de $9.300 millones

Con los últimos anuncios, el Gobierno da por "revertida" la reforma tributaria de Macri

Rally de anuncios impositivos para favorecer la generación de dólares

Con un impacto de $70.000 millones, el "push" electoral es menor al esperado

Guzmán acota los desembolsos a otros ministerios

noticias relacionadas