Parte de las pymes se mostraron conformes con las medidas que el Gobierno está tomando para el sector durante la crisis sanitaria y económica al afirmar que "hay paliativos muy importantes del Gobierno que sirven para subsistir".

Se trata en concreto del Frente Productivo Nacional y la Asociación Pyme, conducidos por Daniel Moreira. En declaraciones radiales, Moreira lamentó esta tarde que  las pequeñas y medianas empresas están “en un mal momento, como la gran mayoría de la población”, a lo que agregó que la prioridad para el sector productivo en esta coyuntura crítica, como producto de la emergencia sanitaria nacional por el cornavirus, es que “la cadena de pagos no se corte”.

En este marco, el dirigente destacó la creación, por parte de la administración de Alberto Fernández, del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, que, entre otros puntos, incluye la reducción de contribuciones patronales y una Asignación Compensatoria al Salario. “Sin ser la solución total, hay paliativos muy importantes del Gobierno que sirven para subsistir”, consideró.

Sin embargo, Moreira se quejó de que “el sistema financiero, que fue el que más ganó durante el gobierno anterior, no está cumpliendo ni con los créditos del 24%, ni con el financiamiento de cheques” precisó que, a su juicio, “el conflicto que tuvo que ver con las largas colas en los bancos es una respuesta del sector al gobierno, en una clara puja de poder”.

En ese sentido, el referente valoró la "decisión política desde el Gobierno de ir contra intereses fuertes" y ejemplificó que Alberto Fernández tildó de "miserables" a empresarios que despidieron en las últimas semanas como Paolo Rocca de Techint. "Ahora el presidente está teniendo una fuerte presión sobre los bancos, y estas disputas son las que van a hacer que a la larga podamos revertir esta crisis, porque sino no hay alternativa”, agregó.

En la última semana, el Ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas, lanzó una línea de crédito para que las pymes pudieran financiar los pagos de salarios de abril a una tasa del 24% anual, y el Banco Central admitió una segunda presentación para los cheques rechazados por causal ‘sin fondos suficientes disponibles en cuenta’, para evitar que se cortase la cadena de pagos.