La reunión entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, trajo como novedad la inclusión de que se avanzará en la aplicación del Artículo IV del Convenio Constitutivo del Fondo Monetario Internacional.

Ese punto implica que el Fondo realizará una supervisión sobre el tipo de cambio y Argentina deberá dar información sobre la política monetaria para que esté acorde a lo que establezca el organismo.

El artículo IV señala que " el Fondo ejercerá una firme supervisión de las políticas de tipos de cambio de los países miembros y adoptará principios específicos que sirvan de orientación a todos ellos con respecto a esas políticas".

Agrega en ese sentido, el compromiso de los países y cómo deben actuar al sostener que "proporcionarán al Fondo la información necesaria para ejercer esa supervisión y, a solicitud del Fondo, le consultarán sobre sus políticas de tipos de cambio".

"Los principios que el Fondo adopte serán compatibles tanto con los regímenes cooperativos mediante los cuales los países miembros mantengan el valor de su moneda en relación con el valor de la moneda o monedas de otros países miembros, como con el régimen de cambios que un país miembro haya adoptado en armonía con los fines del Fondo", sostiene.

Te puede interesar 

Agrega que "los principios respetarán el ordenamiento sociopolítico de los países miembros, y en la aplicación de esos principios el Fondo tendrá debidamente en cuenta las circunstancias de los países miembros".

El FMI viene de respaldar el plan de renegociación que diseña el ministro Guzmán con los acreedores privados que implicará una quita sustancial del monto a pagar. Pero también tiene un pedido del gobierno argentino para que el Fondo acepte postergar el cobro de los vencimientos de capital hasta 2024.