A días de terminar un año signado por la pandemia y ahora la esperanza de la vacuna, el presidente  Alberto Fernández,se refirió al futuro de las asistencias sociales desde el Estado a medida que se reactiva la producción y consideró que desde el Gobierno entendieron que “el IFE 4 debía que direccionarse a los sectores más necesitados".

Fernández también se refirió a la ayuda que se les otorgó a las empresas para que puedan seguir pagando salarios: "El ATP se mantiene para los sectores que lo siguen necesitando" confirmó el Presidente, que también describió que “no tiene sentido seguir manteniendo esta herramienta en actividades que ya se han recuperado”.

En torno a la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) se cierne la duda sobre cómo continuará en el 2021 ya que no está contemplado en el proyecto de Presupuesto enviado al Congreso. La CGT reclamó su extensión en su última reunión con Fernández y la consideró vital para mantener los puestos laborales.

El Gobierno nacional, desde el Ministerio de Desarrollo, viró su política de asistencia del Ingreso Familiar de Emergencia hacia programas como el Potenciar Trabajo y el Potenciar inclusión Joven, que requieren contrapartidas para los desembolsos de dinero como son el estudio, proyectos laborales o desarrollo comunitario.

Sobre estos temas, Fernández sostuvo que "hay muchos que volvieron a trabajar y no parecen estar necesitando el IFE" en relación a una reactivación económica pospandemia y aseguró que "había apuestas de cuando iba a ocurrir el primer levantamiento y eso no pasó porque se llegó a todos lados con los recursos que hacían falta".

El presidente también se refirió a la inflación y consideró que no pueden “desmadrar con aumentos el plan que se ha trazado". Si bien especificó que trabajan para que la inflación no continúe su aumento, reconoció que le “preocupan mucho los alimentos, lo que pasa con los frescos es un problema serio", en declaraciones a El Destape Radio.

Por último, Fernández tocó el tema tarifas y sostuvo que "la pandemia obligó a todos los argentinos a registrarse con el Estado, ahora por primera vez se tienen los datos", en relación a quienes pueden pagar y quienes no un aumento en los servicios.

 "Hoy tenemos en claro los ingresos de cada uno de los argentinos, así que podemos tener una tarifa social para los que la necesitan, podemos segmentarlas con criterios objetivos por primera vez”, afirmó.