En la dinámica del mercado de cambios, agosto registró varias jornadas con una intervención neta vendedora del BCRA. Y si bien la mayor parte de esta operatoria implicó una oferta de divisas de la autoridad monetaria para pagos de intereses a organismos internacionales por parte del Estado nacional, también hubo jornadas vendedoras contra el mercado.

Mirando en detalle los números, y excluyendo el ingreso de los DEG, durante agosto el BCRA registró un saldo negativo sobre reservas de 456 millones de dólares.

En cuanto a la oferta de dólares, el flujo estuvo sostenido por el buen ritmo en el cual continúan ingresando los dólares del campo. Según informó CIARA/CEC, las liquidaciones del sector implicaron la entrada de divisas en agosto 2021 por 3.049,8 millones, un 75% más que en el mismo mes de 2020, el equivalente a 1.307 millones de dólares adicionales.

Mercado Unico y Libre de Cambios Operatoria neta diaria del BCRA, en millones de dólares

En el caso de la demanda, entre el 5 y el 10 de agosto se pagaron 384 millones de dólares correspondientes a vencimientos de intereses del crédito con el FMI. Asimismo, hubo ventas netas frente al mercado para abastecer la demanda de importadores y administrar la brecha cambiaria. En especial durante la segunda semana de agosto, y durante tres jornadas el BCRA registró pérdida de reservas por “efectivo mínimo y otros movimientos”, posiblemente debido a operaciones con ơ tulos públicos para administrar la brecha cambiaria.

En cuanto a la intervención en la operatoria de compra-venta de bonos, y si bien no se conoce el número exacto, se estima que en el acumulado de 2021 se vendieron entre 1.125 y 2.400 millones de dólares para administrar la brecha cambiaria. Consideramos que este es un canal de salida de divisas que se debe seguir de cerca. Aún bajo un esquema de regulación cambiaria, ha mostrado tener un volumen significativo y se ha mantenido activo durante los últimos meses.

Dólar hoy el dólar financiero

Y si bien la intervención sobre el dólar financiero busca evitar sobresaltos que transmitan expectativas adversas sobre la estabilidad del tipo de cambio oficial, de modo tal que terminen afectando la dinámica de liquidación de divisas de exportadores o el adelantamiento de importaciones, el objetivo debe continuar siendo preservar reservas para financiar la producción y el empleo.

En este marco, el BCRA estableció mediante la regulación A 7340 nuevos controles para evitar arbitrajes en la operatoria de dólares fi nancieros y moderar su intervención vendedora en el mercado. Según se comunicó, la venta de títulos públicos en dólares debe liquidarse contra cuentas propias en el país o el exterior. Es decir, sin intermediarios. En los hechos, es una regulación que apunta a clarifi car quiénes son los participantes del mercado, evita la intermediación y desincentiva la utilización de títulos públicos para operaciones cambiarias

Presión dolarizadora

Cualquiera sea el caso, y aunque las presiones dolarizadoras del mercado continuarán, creemos que el BCRA tiene herramientas para administrarlas. Y si bien existe cierta incertidumbre en torno a cómo se dará el proceso de refinanciación de vencimientos de deuda con el FMI y otros acreedores internacionales el año que viene , creemos que con el desembolso de los DEG el año 2021 está cerrado en términos de divisas.

En ello, aparecen tres dimensiones a destacar.

  • Tipo de cambio real:  no acumula retrasos que impliquen una erosión de la competiitvidad externa. La política de deslizamiento cambiario durante todo el 2020 y comienzo del 2021 del BCRA hizo que, desde lo real, no sea necesaria una corrección cambiaria. En cuanto al tipo de cambio real multilateral, el valor real del dólar en comparación con nuestros socios comerciales es uno de los más altos de los últimos 10 años. 
  • Cuenta corriente: continúa siendo superavitaria. Según el registro del INDEC sobre el Intercambio Comercial Argentino de julio 2021, se observó un superávit de 1.537 millones de dólares. En el acumulado anual el resultado comercial fue favorable en 8.227 millones de dólares. Esto se debe básicamente al buen desempeño de las exportaciones.
  • Proyecciones de ingresos de divisas del sector agropecuario: para los próximos meses continúan siendo buenas. Según puede estimarse a partir de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Exportaciones (DJVE), se espera un ingreso de divisas para septiembre de alrededor de 3.000 millones de dólares.
  • Durante el último mes se aceleró con fuerza el registro de exportaciones de aceites y grasas de soja. Estimamos que en el acumulado anual para 2021 ingresará un 30% más dólares que en el acumulado 2020. Igualmente, las presiones dolarizadoras continuarán, especialmente mientras se esté transitando el período electoral, época en la cual estas presiones tienden a acentuarse.