El Fondo Monetario Internacional (FMI) repartirá hoy entre todos sus países miembro alrededor de US$ 650.000 millones por derechos especiales de giro (DEG), la moneda del organismo, y a la Argentina le corresponderán unos US$ 4.355 millones.

Con ese dinero, el país incrementará sus reservas y contará eventualmente con los fondos necesarios para cumplir con el pago de compromisos en dólares con los organismos internacionales para lo que resta del año.

Ese respaldo le permitirá afrontar la continuidad de las negociaciones con el FMI para reprogramar los vencimientos del préstamo por 44.000 millones de dólares contraídos durante la administración de Mauricio Macri.

La distribución histórica de DEGs -debido a que nunca antes en la vida del organismo se asignó tantos fondos a los países miembro- entrará en vigor mañana y se distribuirá según el valor de la cuota de cada una de las naciones o Estados que lo integran.


A pesar de la ayuda que puede significar, el mecanismo vigente determina que el reparto de fondos sea desigual, en detrimento de los países que más recursos necesitan.

En este marco, a la Argentina le corresponde el 0,76% de la cuota, pero analistas privados estimaron que el nivel de los recursos que recibirá el país representaría un aumento del 10% en las reservas brutas y un aumento de más del 50% del stock de reservas internacionales netas inutilizables.

Hoy las reservas argentinas se ubican en un nivel apenas por encima de los 42.000 millones de dólares, según los últimos datos aportados por el Banco Central.

En este sentido, esta línea de fondos contribuiría en gran medida a cumplir con el pago programado del servicio de la deuda en DEG al FMI durante el segundo semestre del 2021, ya que resta pagar al organismo alrededor de 4.380 millones de dólares en 2021

El primero de los vencimientos será en septiembre, por un monto de 1.870 millones de dólares en concepto de pagos de deuda de capital.

En tanto, para el 22 de noviembre hay pautado un pago por intereses y recargos, que totalizan 640 millones de dólares.

El último vencimiento fuerte del año está previsto para el 22 de diciembre, correspondiente a otro pago de capital, por 1.870 millones de dólares.

Qué son los DEG*
 

El DEG es un activo de reserva internacional creado en 1969 por el FMI para complementar las reservas oficiales de los países miembros. 

Hasta el momento se ha asignado un total de 660.700 millones de DEG (equivalentes a aproximadamente USD 943.000 millones), en los cuales se incluye la mayor asignación en la historia de la institución por un monto de alrededor de 456.000 millones de DEG aprobada el 2 de agosto de 2021 (en vigor a partir del 23 de agosto de 2021). 
 

Esta última asignación se realizó para abordar la necesidad de reservas a escala mundial y a largo plazo, y ayudar a los países miembros a hacer frente al impacto de la pandemia de COVID-19
 

El valor del DEG se basa en una cesta de cinco monedas: el dólar de EE.UU., el euro, el renminbi chino, el yen japonés y la libra esterlina.

Cómo se asignan los DEG*

Una asignación general de DEG debe ceñirse al objetivo de atender la necesidad mundial a largo plazo de complementar los activos de reserva.

También debe recibir amplio respaldo entre los miembros del FMI (una asignación requiere la aprobación de la Junta de Gobernadores con una mayoría de 85% del total de votos de los miembros del Departamento de DEG).

Una vez convenida, la asignación se distribuye a los países miembros en proporción a su cuota relativa en el FMI.

Precisamente, el 2 de agosto de 2021, la Junta de Gobernadores del FMI aprobó una asignación general de DEG equivalente a USD 650.000 millones (aproximadamente 456.000 millones de DEG) con el fin de apuntalar la liquidez mundial.

Esta asignación de DEG (en vigor a partir de hoy), la mayor en la historia del FMI, aborda la necesidad de reservas a escala mundial y a largo plazo, ayuda a generar confianza, promueve la resiliencia y estabilidad de la economía mundial, y respalda a los países miembros que experimentan dificultades de liquidez para hacer frente al impacto de la pandemia de COVID-19.

Historia de los DEG*

El DEG fue creado como una reserva internacional complementaria en el contexto del sistema de paridades fijas de Bretton Woods. El colapso del sistema de Bretton Woods en 1973 y la transición a regímenes de tipo de cambio flotante para las grandes monedas redujeron la dependencia del DEG como activo de reserva mundial.

Sin embargo, las asignaciones de DEG pueden desempeñar un papel crucial al proporcionar liquidez y complementar las reservas oficiales de los países miembros, como ocurrió en medio de la crisis financiera mundial.

El DEG es utilizado como unidad de cuenta por el FMI y otros organismos internacionales.

El DEG no es ni una moneda ni un crédito frente al FMI. Más bien representa un derecho potencial frente a las monedas de libre uso de los países miembros del FMI.

El DEG se puede canjear por monedas de libre uso.

Cuánto vale un DEG*


El valor del DEG en términos del dólar de EE.UU. se determina a diario sobre la base de los tipos de cambio al contado observados alrededor de mediodía, hora de Londres, y publicados en el sitio web del FMI.

Inicialmente, el DEG se definió como un valor equivalente a 0,888671 gramos de oro fino, que, en ese entonces, era también equivalente a un dólar de EE.UU. Tras derrumbarse el sistema de Bretton Woods, el DEG se redefinió en base a una cesta de monedas.

Las monedas que componen la cesta del DEG deben cumplir dos criterios: el relativo a las exportaciones y el que requiere que sean monedas de libre uso. Una moneda cumple con el criterio relativo a las exportaciones si su emisor es miembro del FMI o de una unión monetaria que incluye miembros del FMI y es también uno de los cinco principales exportadores del mundo. El FMI estima que una moneda es «de libre uso» si se la utiliza ampliamente para saldar transacciones internacionales y se la negocia ampliamente en los principales mercados de cambio.

Las monedas de libre uso pueden utilizarse en las operaciones financieras del FMI.

La composición de la cesta de DEG se somete a revisión cada cinco años, o con más frecuencia de ser necesario, a fin de velar por que refleje la importancia relativa de cada moneda en los sistemas comerciales y financieros mundiales. Las revisiones abarcan los principales elementos del método de valoración del DEG, incluidos los criterios e indicadores utilizados para seleccionar las monedas de la cesta y las ponderaciones iniciales empleadas para determinar los montos (número de unidades) de cada moneda en la cesta.

Esos montos se mantienen fijos durante los cinco años del período de valoración del DEG, pero las ponderaciones efectivas de las monedas de la cesta fluctúan a medida que cambian los tipos de cambio entre ellas.

El valor del DEG se determina a diario sobre la base de los tipos de cambio de mercado. Las revisiones también sirven para evaluar la idoneidad de los instrumentos financieros que integran la cesta de la tasa de interés del DEG.

*Fuente: FMI.