Especialistas en materia de financiamiento afirmaron que la asistencia crediticia para las pymes argentinas representa en la actualidad un 32% del mercado luego de haber pegado un salto del 25% desde llegada la pandemia en la economía local. Un cálculo señaló que hubo una inversión de $72 mil millones en los 10 meses que van del 2020, con dos datos que se cruzan: el crecimiento de las expectativas de inversión en instrumentos para pymes; y la caída de la mora, que ya está por debajo de niveles previos a la cuarentena de mayo.

El parate económico por el coronavirus a nivel mundial generó nuevas formas de financiamiento para grandes, pero también para las pequeñas y medianas empresas. Mónica Erpen, vicepresidenta de la Comisión Nacional de Valores ( CNV), sostuvo que hoy “los inversores están sedientos de instrumentos pymes”.

En un panel dedicado a analizar las oportunidades que otorga la digitalización y la pandemia en el financiamiento, Erpen indicó que “el financiamiento a pymes tiene un crecimiento del 25% con respecto al año anterior y representa un 32% del total”, y además le puso una cantidad: $72 mil millones son los que se invirtieron este año en 34 fondos especializados.

La charla, organizada por Garantizar SGR, tuvo la participación de Cesar Tortorella, prosecretario Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), que opinó que “el sistema de garantías ya pasó todas las turbulencias, es antiguo y sólido, hay que hacer que se siga conociendo porque demostró su eficiencia”.

Invertir en estas Sociedades de Garantía Recíproca permiten deducir la base imponible para los socios protectores que tienen la posibilidad de reducir la carga impositiva. “Lo que deja de recaudar el Estado por los fondos de garantía, lo recupera por inversión, inserción al trabajo e impuestos” explicó Tortorella.

Ante la posibilidad de caer en impagos en la financiación por la baja de la actividad, la gerenta de Mercado de Capitales de Garantizar SGR, Rosana Montarcé, indicó que "los valores de mora de marzo y abril quedaron atrás, hoy se encuentran en niveles menores aún que en la prepandemia".

Las condiciones actuales

El miembro del BCBA también analizó el mercado internacional y consideró que “en el mundo se ven tasas muy bajas por muchísimo tiempo, grandes oportunidades por un lustro o 10 años” en relación a la caída que produjo la pandemia en los costos de financiación y  el aumento de la emisión monetaria.

En el mercado local, Tortorella sostuvo que “hay que dejar de ganar tiempo y resetear las expectativas, se requiere una agenda fiscal, una agenda monetaria y un plan económico” para mejorar las condiciones.

Erpen también analizó ambos factores, y afirmó que “todos los indicadores que empezaron a aparecer esta semana marcan un cambio de tendencia". "Creo que está todo el contexto internacional”, sostuvo. Además, la funcionaria de la CNV consideró que el organismo que conduce “está haciendo un trabajo de mucha revisión de las reglamentaciones para simplificar lo que ya está”.

“Hay que pensar en el financiamiento sostenible social y ambientalmente que ya es una realidad” puntualizó Erpen en coincidencia con Tortorella, que afirmó que “la interacción público privada es algo en lo que hay que trabajar para unir los compromisos”.