La utilización de maquinarias en las fábricas llegó a su diciembre más alto desde 2017: fue de 58,4%. La industria viene mostrando un rebote extraordinario, luego del desplome de un tercio de la producción que sufrió entre marzo y abril del año pasado, cuando la cuarentena en su versión más rígida obligó a un cierre drástico de las fábricas.

El dato de diciembre fue publicado por el Indec a través del informe de Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII), que mostró una continuidad en la recuperación del sector frente a una capacidad ociosa que llegó a ser de 58% en abril del año pasado (es decir, una UCII de 42%). el sector bienes sufrió la mayor caída, respecto a servicios, en lo peor de la pandemia. Mientras el consumo de sus productos continuaba, los stocks se reducían.

Fue, a su vez, la recomposición de esos stocks perdidos los que motivaron la recuperación acelerada. En términos de producción, el rebote entre el piso histórico de mayo y diciembre fue de 36,5%. Y de hecho quedó 2,5% por encima de los niveles prepandemia. Todo esto tuvo un correlato en materia de empleos: a más producción, más utilización de las máquinas y más demanda de empleados para trabajar.

A partir de junio los puestos en el sector fabril dejaron de caer y acumularon seis meses consecutivos en alza, hasta noviembre. En ese semestre se recuperaron 16.100 empleos en el rubro. En la pandemia se habían perdido 8.700, aunque desde noviembre del 2015 la contracción fue gigantezca: se destruyeron 178.800 puestos.

Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo se refirieron al dato de UCII de diciembre y su potencial continuidad positiva en enero. Al respecto, destacaron: “El dato es consistente con lo que viene mostrando la producción industrial, que en diciembre aumentó 4,9%. Hay que tener en cuenta que diciembre, enero y febrero son meses en los que estacionalmente el uso de la capacidad instalada es siempre menor que en el resto del año, debido a las paradas de técnicas de las plantas”.

Y agregaron: “Tanto en diciembre 2020 como en enero 2021 hubo varias plantas industriales que estaban recuperando parte del terreno perdido durante el año, después de haber frenado su producción en abril, a causa de la pandemia. Un ejemplo es el sector de la siderurgia, en donde varias fábricas habían adelantado las vacaciones a parte de su plantilla en abril y mayo, y ahora están recuperando parte de su producción. Un dato que muestra que la tendencia continuó en enero es que el consumo energético en las plantas siderúrgicas subió 47% de manera interanual”.

Según el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), la industria en general anotó una mejora en torno al 10% interanual durante enero en materia de consumo energético. El dato es una buena aproximación a lo que pueden mostrar los datos oficiales de producción sectorial.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El primer semestre fue una lluvia de dólares ¿Y ahora?

El primer semestre fue una lluvia de dólares

Pese a que el consumo sigue flojo, la actividad creció en junio

Pese a que el consumo sigue flojo, la actividad creció en junio

Finanzas priorizó aliviar los vencimientos de corto plazo

Finanzas priorizó aliviar los vencimientos de corto plazo

Tras dos meses de racha, el BCRA tuvo que vender dólar oficial

En las últimas jornadas, el BCRA ya desaceleró bastante el ritmo de adquisición de dólar oficial

El consumo cayó en mayo y el Gobierno busca impulsarlo

El consumo cayó en mayo y el Gobierno busca impulsarlo

Los envíos al Tesoro ya son la principal fuente de emisión

Se aceleró el ritmo de impresión de billetes en julio

La inflación de los pobres volvió a pegar un salto en junio

La inflación de los pobres volvió a pegar un salto en junio

Sigue en baja: el PBI cayó 0,7% en lo que va del 2021

Sigue en baja: el PBI cayó 0,7% en lo que va del 2021

La suba en las importaciones achicó el superávit comercial

Aunque también crecieron en cantidades, el precio internacional de la soja sigue siendo clave para la suba de las exportaciones

Obra pública, subsidios y envíos a provincias dispararon el déficit

Obra pública, subsidios y envíos a provincias dispararon el déficit