La inflación de mayo fue del 1,5% pero los precios de indumentaria y calzado se dispararon 7,5% en ese mes, apenas se permitió una leve reapertura de la cuarentena, informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). De esta manera, entre enero y mayo, la suba generalizada de precios se ubicó en el 11,1% y en comparación con igual mes del año pasado trepó al 43,4%, indicó el organismo.

El rubro Alimentos y bebidas mostró una suba de 0,7%, según el informe oficial.

El Indec explicó que "la baja en carnes y derivados, frutas, y bebidas no alcohólicas en algunas regiones incidieron negativamente y compensaron las subas observadas en verduras, tubérculos y legumbres, y leche, productos lácteos y huevos".

Los sectores que registraron los aumentos más fuertes resultaron: Prendas de Vestir y Calzado con el 7,5% y Equipamiento y Mantenimiento del Hogar, 2,8%.

La suba en Prendas de Vestir y Calzado se produjo como resultado de la parcial apertura de los comercios y de la venta online que impactaron en la indumentaria de estación.

Lo siguió el rubro Equipamiento y Mantenimiento del Hogar, con un incremento del 2,8% durante mayo, seguido por Recreación y Cultura con el 2,5%; Bienes y Servicios con el 1,9% y Restaurantes y Hoteles con el 1,5%.

Lo que esperaba el mercado

El Relevamiento de Expectativas del Mercado difundido el viernes por el Banco Central informó que los analistas del sector financiero estimaron una suba promedio del 1,9% para el quinto mes del corriente año.

En los primeros cuatro meses del año, el índice de precios al consumidor marcó una suba acumulada de 9,4%.

En tanto, el rubro Alimentos y Bebidas registró en ese mismo período un incremento de 15,2%.

Lo que esperaban las consultoras

Desde la consultora Orlando Ferreres y Asociados señalaron que en mayo los precios de los alimentos subieron 1%, apenas por debajo del 1,3% registrado a nivel general.

De manera más precisa, la consultora Focus Market, dirigida por Damián Di Pace, destacó que en mayo hubo categorías de productos de consumo masivo que tuvieron bajas en sus precios, básicamente por la abrupta caída de la demanda.

Esos productos fueron las cervezas (con una baja del 6,5% respecto de los niveles de abril), pañales (-4,3%), leudantes (-2,5%), hamburguesas (-2,1%) y desodorante de ambientes (-1,9%).