En noviembre, las importaciones se dispararon 20,7% interanual y eso hizo prácticamente desaparecer el superávit de bienes del mes, que fue de apenas USD266 millones, por lejos el más bajo del año. Las ventas al exterior, en cambio, volvieron a mostrar una fuerte baja interanual, que fue del 25,6%, aunque cabe destacar que crecieron 1,1% en la comparación contra el mes previo.

El Indec publicó esta tarde el informe del Intercambio Comercial Argentino (ICA), con los datos de comercio exterior de noviembre. Mostró que ya van tres meses consecutivos en los que los superávit de bienes de casi USD1.500 millones brillan por su ausencia, lo que pone en el horizonte el signo de pregunta acerca de cómo se resolverá la restricción externa en el marco del rebote económico, que empieza a generar mayor demanda de importaciones.

En la comparación intermensual, las importaciones pegaron un salto también importante de 18,4%, lo que muestra una recomposición importante, tras el fuerte desplome sufrido a lo largo del año. De hecho, la serie desestacionalizada alcanzó el punto más alto del 2020. La principal explicación aparece en la brecha cambiaria y la expectativa de devaluación.