El Ministerio de Transporte decidió extender la ayuda que le otorga a las empresas de transporte automotor de larga distancia por dos meses más y así completar una asistencia de $2.000 millones que se entregó en cuatro cuotas mensuales para todo el parque móvil del sistema.

El dinero se entrega por compañía según la cantidad de unidades que tiene registradas en la Secretaría de Gestión del Transporte, con la condición que estén previamente adheridas al listado de pasajeros que esta cartera requiere. 

Estas dos cuotas de $500 millones se suman a las dos partidas similares ya ejecutadas y que buscan asistir a un sector paralizado por la reducción de circulación a nivel nacional e interjurisdiccional que provocó la pandemia y el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Se espera que con la reactivación del turismo en diciembre, las empresas transportistas puedan comenzar a realizar su actividad y salir de una crisis profunda a la que habían ingresado antes del coronavirus.

La medida se publicó en el Boletín Oficial mediante la Resolución 237/2020 firmada por el ministro de Transporte, Mario Meoni, y afirma que es “necesario propiciar un nuevo pago, en carácter de compensación económica a los servicios públicos de transporte automotor interurbano de pasajeros de jurisdicción nacional, en virtud del prolongado cese de las actividades de ese segmento del sector”.