El primer subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, el estadounidense David Lipton, abandonará el organismo a fin de mes en medio de la purga impulsada por la jefa del organismo multilateral de crédito, Kristalina Georgieva.

Lipton fue uno de las piezas fundamentales que motorizó el megacrédito Stand-By por USD57.000 millones, el mayor de la historia del Fondo, que firmaron en 2018 el entonces presidente Mauricio Macri y la ex titular del FMI, Christine Lagarde.

Se trata del segundo funcionario de peso que remueve Georgieva. Roberto Cardarelli, el economista italiano que estuvo a cargo del caso argentino, ya había sido desplazado y reemplazado por el venezolano Luis Cubeddu.

Como emisario de las directrices del Tesoro de Estados Unidos, el único país con poder de veto en el organismo, fue un eslabón clave en el histórico stand by. En 2019, tras la salida de Lagarde, ejerció como director gerente interino hasta la asunción de Georgieva y habilitó la utilización de los desembolsos para hacer frente a la corrida cambiaria, algo que viola el propio estatuto del Fondo.