Llegado el mes 7, a partir del jueves 1 de julio correspondía que se iniciara el trámite de recategorización de los monotributistas. Afip no lo habilitará hasta que se resuelva el debate parlamentario acerca del proyecto de ley que busca aumentar los montos máximos de facturación, mantener el valor de las cuotas y generar un alivio en las deudas. 

Desde Afip señalaron al respecto: "La recategorización de los monotributistas prevista para julio no se encontrará habilitada. La definición de la AFIP acompaña el debate parlamentario del proyecto de ley de alivio fiscal. Simplifica las tareas de los monotributistas y les permitirá realizar el procedimiento con los valores de las escalas estipuladas en el proyecto de ley. No se suspende ni se prorroga. Se mantiene sin habilitar hasta que exista una definición parlamentaria".

El debate en Diputados ocurrirá el propio jueves 1 de julio. El proyecto busca dar mayor alivio fiscal y previsibilidad a la actividad económica de los monotributistas que suman un total de 4.080.151 contribuyentes; de los cuales 1.592.466 (39%) se encuentran en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), y 2.487.685 (61%) en el resto del país.


Los contribuyentes debían pagar el monotributo con nuevos valores, pero la AFIP prorrogó el vencimiento del monotributo del 25 de junio al 5 de agosto próximo.

La postergación busca garantizar que las y los pequeños contribuyentes puedan pagar sus obligaciones con los valores previstos en el proyecto de ley de alivio fiscal para monotributistas que se discutirá mañana en la Cámara de Diputados.

A lo largo del proyecto se fijan los incrementos que tendrán escalas en las cuales las más bajas podrán duplicar los montos de facturación.

Otro punto central es que aquellos que se excedieron de la facturación prevista en su categoría podrán permanecer en el régimen siempre que no superen la facturación de $5,55 millones anuales y un patrimonio de hasta $6,5 millones.

Asimismo, se contempla un plan de pagos para regularizar la deuda de los monotributistas, con un máximo de 60 cuotas, un interés de financiación no superior a 1,5% mensual, para deudas que se venían pagando en planes vigentes y caducos, y para contribuyentes que no ingresen al Alivio Fiscal Monotributo, entre otras cuestiones.