Pese a que el índice de precios al consumidor ( IPC) del Indec muestra una sostenida desaceleración ayudada por la caída del consumo y la prodización de la recesión que generó el coronavirus, las expectativas de inflación para los próximos doce meses volvieron a subir en agosto y ya se ubican en el 45%.

Según el promedio de respuestas en la tradicional encuesta realizada por el Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella (CIF-UTDT), las expectativas de inflación subieron 1,9 punto porcentual respecto de la medición de julio de 2020 y se ubican en 45%. La mediana, en cambio, fue del 40%.

Más allá de la percepción de la población, el grueso de los analistas advierte que podría haber un recalentamiento inflacionario en los próximos meses impulsado por la reactivación de la economía, las mayores expectativas de devaluación producto de la ampliación de la brecha cambiaria, la reanudación de la puja distributiva con un incremento de las negociaciones paritarias y la fuerte emisión monetaria para financiar el gasto fiscal del paquete anticoronacrisis.

En lo que va del año, el IPC pasó del 53,8% interanual de diciembre al 42,4% de julio. En términos mensuales, desde el inicio de la cuarentena el mayor valor fue el 2,2% de junio.

La encuesta: ¿dónde esperan una mayor inflación?

En la distribución regional, según el promedio de las respuestas recibidas por el CIF-UTDT, las expectativas de inflación bajaron en Capital Federal, mientras que subieron en el Gran Buenos Aires y en el interior del país.

En la CABA los consumidores esperan una inflación del 42,7% para los próximos doce meses; en el Gran Buenos Aires prevén que los precios subirán un 44,7% en promedio; y en el interior del país, un 46,7%.

Si se toma en cuenta la distribución por nivel de ingreso, las expectativas de inflación subieron tanto para la población de ingresos bajos como para la población de ingresos altos, de acuerdo con el promedio.

Estos datos surgen de la encuesta telefónica sobre unos 1.204 casos, con muestra aleatoria, polietápica, estratificada por zonas para la selección de las características y números telefónicos, y por cuotas de edad y sexo para la selección del entrevistado.

Las localidades que participan de la encuesta son CABA, Gran Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza, Tucumán, La Plata, Mar del Plata, Salta, Santa Fe, San Juan, Resistencia, Corrientes, Jujuy y Paraná. También están Neuquén, Formosa, San Luis, La Rioja, Comodoro Rivadavia, San Nicolás, San Rafael, Villa Mercedes, Olavarría, Río Gallegos, Goya, El Dorado, Viedma, Concepción, Río Tercero, Pehuajó, Termas de Río Hondo, Rivadavia y Castelli, entre otras.