El ministro de Economía, Martín Guzmán, no terminó de digerir la gira que europea que realizó para pedir apoyo en la renegociación de deuda con el Fondo Monetario Internacional y el Club de París, cuando se encontró con el reclamo de los senadores oficialistas del Frente de Todos para que el giro extraordiinario de 4.350 millones que destinó el FMI a Argentina se utilice para "resolver problemas" derivados de la pandemia Covid.

Los senadores del oficialismo presentaron un proyecto de declaración, en el que le solicitan al Ministerio de Economía de la Nación que “los fondos que le corresponden a la Argentina, estimados en 4.350 millones de dólares, como consecuencia de la próxima emisión de Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional, se apliquen para financiar la puesta en marcha de políticas públicas tendientes a resolver los graves problemas de la sociedad argentina derivados de la pandemia de COVID 19" 

Enumeraron en ese sentido, que ese dinero debe ir a políticas de salud, de reducción de la pobreza, educación, vivienda, generación de trabajo, entre otros, y no a al pago de la deuda por capital, intereses o gastos, que el país mantiene con dicho organismo financiero internacional y / o con otros países englobados en el Club de París y que en ambos casos se encuentran en vías de negociación ”. 

El proyecto lleva la firma de los senadores Oscar Parrilli, José Mayans, Anabel Fernández Sagasti, Carlos Caserio, María de los Ángeles Sacnun, Alfredo Luenzo, José Neder y Jorge Taiana y avanza sobre el destino de los Derechos Especiales de Girgo (DEG)  equivalentes a unos4.350 millones de dólares que remitirá el FMI en agosto.

IFE, ATP, pobreza y deudas

“Según declaraciones públicas de Geoffrey Okamoto, Vicedirector Ejecutivo del FMI, en la Reunión de Primavera de dicho organismo, esos fondos tendrán el objetivo de ser utilizado en temas de“ salud y vacunación contra el COVID ”. Si esa será la condición, (advirtieron) la Argentina no podría utilizar esos fondos para saldar vencimientos previstos para septiembre y diciembre de este año con el FMI ”, sostuvieron

Aseguraron que “la nueva emisión de DEG cuenta con el respaldo del G20” y que la propia Directora Gerenta del organismo, Kristalina Georgieva, declaró que “los debates iniciales sobre una posible asignación de DEG de 650.000 millones de dólares son muy alentadores. Una nueva asignación de DEG, que abordaría la necesidad mundial a largo plazo de activos de reserva, beneficiaría a todos los países miembros y respaldaría la recuperación mundial tras la crisis de la COVID 19. Además, sería una señal clara de que los países miembros del FMI están resueltos a hacer todo lo posible para superar la peor recesión desde la Gran Depresión ”.

En ese proyecto, señalaron a Guzman que "no es momento para los equilibrios fiscales o monetarios, sino para garantizar el equilibrio social del pueblo".

Los legisladores señalaron que el gobierno nacional generó varias políticas sociales destinadas a contener la crisis como 
el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP, los créditos a tasa del 0%, la suspensión de aumentos en alquileres y tarifas de servicios públicos, pero que de todos modos se registró un "aumento de los indicadores de pobreza e indigencia en el país".