El Gabinete Económico realizará este viernes, al mediodía, una reunión fuera de agenda. Será para evaluar las medidas necesarias para acompañar a los sectores que se vean afectados por las nuevas restricciones con fines sanitarios. Si bien no se está pensando en un nuevo IFE, tal como resaltó el ministro de Economía, Martín Guzmán, se buscará utilizar el margen que dejó el Presupuesto 2021 para situaciones inesperadas. Fuentes de Casa Rosada adelantaron a BAE Negocios que se garantizará la entrega de Repro para los sectores más afectados por las restricciones, y destacaron al gastronómico.

La reunión será a las 12.30 en Jefatura de Gabinete. Participarán la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y la directora de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. Será encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Sobre la cuestión de cómo acompañar a los sectores afectados, Guzmán, aseguró que el Gobierno nacional va "a seguir acompañando a los sectores que más lo necesiten, de acuerdo con la dinámica de las restricciones sanitarias".

Señaló: "Hoy no estamos en la misma situación que en marzo, abril o mayo. Hoy no enfrentamos restricciones totales de circulación como fue durante esa etapa, con lo cual no estamos pensando en un nuevo IFE. Pero, al igual que hasta ahora, vamos a seguir acompañando a los sectores que más lo necesiten, de acuerdo con la dinámica de las restricciones sanitarias".

"El Presupuesto nació en un contexto de pandemia y siempre dijimos que había margen y cierta flexibilidad para implementar políticas y seguir acompañando a los sectores que más lo necesiten. El equipo económico está constantemente haciendo un seguimiento del desempeño de los distintos sectores y los efectos que implican las medidas sanitarias", afirmo.

Además, Guzmán se refirió a la complejidad que presenta la coyuntura económica, con una actividad recuperando posiciones luego de los continuos desplomes de los últimos tres años, aunque con la amenaza de la pandemia en el horizonte. "Se advierte una tendencia positiva en la actividad económica que podría permitir un crecimiento aún mayor, pero aún hay una convivencia con una pandemia que afecta al desempeño de la economía en el mundo", dijo.

Y agregó: "La Argentina hace un año que está administrando una crisis sanitaria que golpeó al mundo y a nuestro país, que llegó a diciembre de 2019 sumergido en una doble crisis, económica y de deuda insostenible, con las restricciones que ello implica".