La posibilidad de que en 2021 haya un mayor crecimiento al que dejará el arrastre estadístico del 2020, es decir uno de alrededor de 4,5%, dependerá en parte de dos actores económicos complicados: el FMI y el campo. Como siempre, a los límites al crecimiento los pondrá la restricción externa. Un aporte en dólares del FMI parece clave para estabilizar a las reservas. Si eso despejara expectativas devaluatorias, y por ende el agro liquidara sus exportaciones, habrá algo de margen para crecer más.

El consumo privado es lo que tracciona al crecimiento en Argentina. Pero una mejora en el gasto de los hogares tiende a disparar a las importaciones. La consultora PxQ lo puso en números: Una mayor demanda interna tiene consecuencias sobre las importaciones y eso implica que ante un aumento del Consumo Privado hay un correlato en un incremento de las compras al exterior. Analizando la relación de mediano plazo entre Consumo e Importaciones se puede estimar que un incremento de 1% en términos reales en el Consumo Privado genera alrededor de USD1.100millones extra de importaciones".

La fuerte contracción del consumo privado se explica por dos variables: el salario, que entre 2018 y 2020 cayó 18,3%; y el empleo, cuya baja se aceleró con fuerza durante la pandemia, con la destrucción de 4.000.000 de puestos durante el segundo trimestre. La expectativa es que la recuperación de esos empleos perdidos sea lenta. Por ende, la clave será el salario. Y, para que recupere, la dinámica inflacionaria no debe superar a los aumentos paritarios. Eso, en un 2021 en el que el acuerdo con el FMI aparece como la principal presión para descongelar tarifas e intentar aliviar el déficit fiscal.

El dólar tambaleó por la especulación del campo

En el 2020, el campo fue la principal explicación de las inestabilidades cambiarias. Tal como mostró un informe reciente de Cifra-CTA, el sector Oleaginosa y cereales explicó el grueso del adelantamiento de importaciones y del retraso en la liquidación de exportaciones. 

Señaló: "Se advierte que el adelantamiento en el pago de importaciones obedeció fundamentalmente al sector de oleaginosas y cereales. Durante los primeros 10 meses de 2020 emplearon un total de USD2.697 millones a la compra de divisas para importaciones, en tanto que en años anteriores el pago de importaciones se ubicó en promedio en USD1.208 millones. Mientras la mayoría de los sectores mantuvieron su participación en el uso de divisas para pagar importaciones, este sector la incrementó hasta llegar al 7,8%".

Y agregó: "El ingreso de divisas en el mercado de cambios por parte de este sector ha sido sistemáticamente menor que las exportaciones realizadas durante este año. El total exportado de acuerdo a las estimaciones del Ministerio de Economía hasta octubre de 2020 es de USD23.298 millones, en tanto que el ingreso de divisas de este mismo sector por este concepto es de USD18.286 millones".

El Fondo, en cambio, cumplió un papel en el acuerdo con los acreedores privados internacionales para la reestructuración de la deuda. Tal como destacó Cifra-CTA, "la crisis en el mercado cambiario que se experimentó en 2020 no fue impulsada por los fondos de inversión y el capital financiero internacional, que por el contrario acordaron con el gobierno la renegociación de la deuda privada externa".

Salarios, tarifas y dólares 

Los datos de actividad del 2020 todavía no terminaron de publicarse. Se estima que el arrastre estadístico que dejará será de alrededor de 4,5% para este año. Eso implica que, incluso si la actividad queda completamente planchada de acá a diciembre, habrá una suba del PBI similar a ese 4,5%. Para que el rebote supere ese nivel, el consumo será, como siempre, clave.

Para eso, el salario deberá superar a la inflación. Y la recomposición de las tarifas no deberá impactar demasiado en los bolsillos. El gran problema en ese sentido son las cuentas fiscales. Y la necesidad de dólares que genera el incremento de las importaciones cada vez que el consumo crece.

Tal como señaló PxQ, "La otra cara de la moneda, sobre todo en cuanto a las tarifas de
gas y electricidad
, será la capacidad del Gobierno de agrandar el gasto en subsidios sin
comprometer el objetivo de déficit primario. Si los ingresos por derechos de exportación
mejoran, puede existir un margen para que el aumento necesario en el componente de
generación de las tarifas sea menor. El acuerdo con el FMI, por su parte, podría traer la
calma necesaria al mercado cambiario para lograr que los mayores ingresos por
exportaciones se reflejen también en el balance cambiario y, por lo tanto, haya más
dólares para hacer frente a un incremento en las compras al exterior".

El informe calculó: "En un escenario de empate del salario real y donde el FMI no aporta fondos frescos, las reservas internacionales podrían tener una variación positiva de apenas USD2.000millones. En ese contexto, una recuperación de más de 2 puntos del salario real ya pondría las reservas en terreno negativo. Por tanto, si se quiere alcanzar una recuperación de, digamos, 5 puntos del salario real y que las reservas crezcan en el margen USD2.000millones, es necesario conseguir fondos frescos (ya sea del FMI, ya sea de los organismos internacionales, o de una combinación de ambos) por USD5.000 millones". 

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

UVA y CER, los plazos fijos indexados fueron los preferidos en febrero para no perder contra la inflación

UVA y CER, los plazos elegidos para no perder contra la inflación

Los dólares exportadores alcanzaron para dar estabilidad en enero

Dólar: el campo mejoró 20% la liquidación respecto a diciembre

En el 2020, los bancos trabajaron más pero ganaron mucho menos

La tasa de los plazos fijos y de las Leliq y Pases provocó que los bancos privados perdieran dinero en diciembre

El BCRA observó caída del PBI en enero

El Banco Central aseguró que la posible interrupción del crecimiento en enero no parece anticipar una fase recesiva

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Ancla cambiaria: el Banco Central ralentiza la devaluación y perforará el piso en febrero

El atraso cambiario del oficial podría tener consecuencias en los dólares paralelos

Hacienda publicará superávit primario durante enero

El menor déficit público mejoró las cuentas y le permitió al BCRA aflojar con la maquinita y la emisión