El gobierno dispuso, a partir de mañana, un aumento del impuesto a los combustibles que gravan las ventas de naftas y gas oil, medida que se suma ya al incremento en los biocombustibles de esta semana y  que podría llevar al litro de nafta a $65.

El decreto 798/2019, publicado hoy en el Boletín Oficial, establece que el incremento en el precio de los combustibles será de 0,507 pesos para las naftas y de 0,282 pesos para el caso del gas-oil y de 0,131 pesos para el gas-oil para consumo en la Patagonia y el departamento Malargüe, Mendoza y el partido de Patagones, Buenos Aires.

Según adelantaron fuentes del sector a BAE Negocios, el incremento será de alrededor del 5% pero las refinadoras privadas esperarán que mueva primero YPF, que concentra casi el 60% del expendio en el país, antes confirmar sus nuevos precios. De confirmarse la cifra prevista, las pizarras de las estaciones de servicio habrán acumulado un salto del 16% en apenas 30 días.

Además, de alza en el precio de los biocombustibles de esta semana, que las petroleras están obligadas a mezclar con los combustibles fósiles,  de hasta 14,6% comenzará a regir el 1° de diciembre y suma presión.

Por otra parte, en los considerandos de la medida se establece que "la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), actualizará los montos del impuesto, en los meses de enero, abril, julio y octubre de cada año, considerando, en cada caso, la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que suministre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), correspondiente al trimestre calendario que finalice el mes inmediato anterior al de la actualización que se efectúe".

Hace unas semanas atrás, las compañías anunciaron que aumentarían los carburantes a partir de diciembre aunque todavía no se han expresado y tampoco precisaron si los nuevos valores reflejarían también la variación del tipo de cambio.

 
El documento que lleva las firmas del presidente Mauricio Macri; del jefe de Gabinete, Marcos Peña; y del Ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, expresa en una de sus partes que "las circunstancias imperantes y la necesaria estabilización de los precios hacen necesario amortiguar el impacto que podría derivarse de las referidas actualizaciones, previendo que los mencionados incrementos del impuesto surtan efectos de una manera gradual”.
 

Luego de postergar el aumento en los meses anteriores, el Poder Ejecutivo decidió que este se lleve adelante a comienzo del último mes del año. El incremento en cuestión “tendrá efectos en su totalidad para los hechos imponibles que se perfeccionen desde el 1 de diciembre de 2019, inclusive”.