Luego de aplicarlo a otros segmentos del retail más pequeños, empresas de la cámara más poderosa del sector -la Asociación de Supermercados Unidos (ASU)- señalaron que la industria alimenticia presiona y realiza ventas por cupos, lo que provoca faltantes en góndolas.

Fuentes de algunas firmas nucleadas en ASU detallaron a BAE Negocios que en las últimas semanas, importantes supermercados del Gran Buenos Aires y el interior como La Genovesa (zona sur del Conurbano); Toledo (Mar del Plata); La Gallega (Rosario); El Túnel (Santa Fe); APA (Formosa); y Comodín (Jujuy) -entre otros- "están recibiendo menores volúmenes de mercadería porque no aceptan los aumentos de precios que quiere imponer la industria". 

La decisión motivó la reacción de los supermercados que buscan no mostrarse desabastecidos y por ello, la Secretaría de Comercio Interior ya cuenta con toda la documentación. "Pedimos la mayor intervención del Gobierno en nuestros casos, porque con la foto de los hipermercados más fuertes con las góndolas llenas, está claro que no alcanza y muchos estamos siendo castigados por las empresas fabricantes de alimentos", resumieron las fuentes.

Peligro de desabastecimiento

Las situaciones más graves se están dando en productos como la yerba mate en la mayoría de sus marcas; los fideos de primera línea; y casos renombrados como aceite, harina y azúcar.

La semana pasada, tanto el presidente de la cámara mayorista CADAM, Alberto Guida, como su par de la Federación Argentina de  Supermercados, Víctor Palpacelli, aseguraron que se está viviendo un escenario de "cuotificación" o abastecimiento de alimentos por cupos, como forma de presionar para lograr aumentos de precios. "El Gobierno sabemos que intervino para ordenar estas situaciones pero todo sigue igual", apuntó Guida.

"La cuotificación es uno de los mecanismos principales que está utilizando la industria alimenticia y nos golpea en forma directa. Está claro que lo que buscan es una suba de los precios pero estamos muy firmes para no convalidarlos", agregó Palpacelli.

En todos los casos, las empresas denunciaron la situación ante la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Paula Español. El titular de CADAM cree que "esta será la constante hasta el 30 de junio cuando venza el programa de Precios Máximos y haya que prorrogarlo".

La misma posición de resistencia está siendo protagonizada por la Cámara Argentina de  Supermercados (CAS), ya que el pedido oficial es que no compren productos con aumentos de precios y denuncien a las empresas que remarcan o entregan menos mercadería.

Más notas de

Francisco Martirena

El Mercosur se despierta: en marzo vuelven negociaciones internacionales

El Mercosur retoma las negociaciones comerciales

Comercio con Brasil: Scioli pidió acelerar el ingreso de productos

Scioli busca mayores exportaciones a Brasil

Venta de autos: crece fuerte en febrero aunque los precios aumentarán

La venta de autos creció en febrero

Desarrollo industrial: extenderán el régimen de apoyo a Tierra del Fuego

La electrónica espera por la extensión de los beneficios

El Gobierno negociará evitar el libre comercio en autos con México

El Gobierno negociará la continuidad de los cupos

Comprá Más Cerca: las pymes desembarcan con precios de referencia en autoservicios bonaerenses

Precios de referencia en comercios de barrio bonaerenses

África Mía: el plan exportador del Gobierno para conseguir dólares en cinco países

Buscarán exportaciones en varios países de Africa

Aranceles del Mercosur: la Argentina acepta baja mínima pero consultará a industriales

La Argentina rechazará una baja del arancel externo

Precios: maniobras con alimentos para llevar los precios hasta 9% más caros en supermercados

Los supermercados volvieron a remarcar los precios

Operación Langostino: Scioli pidió a la Corte de Brasil que reanuden las compras a la Argentina

Scioli busca potenciar las exportaciones a Brasil