En una tendencia que lamentablemente no cede, los supermercados mayoristas, cadenas provinciales y hasta las panaderías de todo el país comunicaron al Gobierno aumentos industriales de hasta 15% en los últimos días, en bienes esenciales como aceite, harina, azúcar e insumos de la industria del pan, que no fueron aceptados por el comercio.

Frente a las denuncias sobre anteriores aumentos de precios, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, había pedido a la Federación Argentina de Supermercados (FASA); la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y a los autoservicios mayoristas que no compren productos con aumentos de precios y denuncien a las empresas que remarcan o entregan menos mercadería.

El presidente de la Cámara de Autoservicios Mayoristas (Cadam), Alberto Guida, expresó a BAE Negocios que “hemos enviado más aumentos a la secretaria Paula Español, quien nos pidió que no se compre a las empresas que vienen con aumentos y que las denunciemos ante el Gobierno para que queden bien identificadas”.  

En la misma postura, uno de los directivos de la cámara FAIPA, que nuclea a la industria del pan, Gerardo Di Cosco, señaló que “la firma La Cordobesa, que fabrica la marca Dánica, nos comunicó que no entregará margarinas, grasas, levaduras, porque seguramente prepara más incrementos de precios. Me puse en contacto con Comercio y estamos enviando la facturación desde el 7 de marzo”.

Asimismo, desde CAS y FASA dijeron que esta semana nuevamente los supermercados informaron a los proveedores de productos alimenticios que no aceptarán mercadería que llegue con aumentos de precios por encima de los valores máximos que estableció el Gobierno para cada artículo.

“CAS y FASA están enviando una nota a sus proveedores donde les hacen saber que sus asociados no aceptarán aumentos de precios de sus productos, o cambios de las condiciones de venta que les signifiquen mayores costos", indicaron recientemente en un comunicado.

Las entidades explicaron que toman esta medida porque, si los productos llegan con valores demasiado altos, no podrían cumplir con la Resolución N° 100 de la Secretaria de Comercio de la Nación, que los obliga a mantener los precios vigentes al 6 de marzo de este año.

Hasta el 20 de mayo, los precios de alimentos de la canasta básica, bebidas, artículos de higiene personal y limpieza deben mantener, como máximo, el precio que tenían al 6 de marzo pasado, según indica la resolución firmada por la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

Esto aplica para hipermercados, supermercados minoristas y mayoristas, minimercados, almacenes y autoservicios, pero también obliga a respetar esos valores a productores, fabricantes y distribuidores. Sin embargo, los supermercadistas aseguran que, por el momento, no lo están cumpliendo.

Más notas de

Francisco Martirena

Sustitución de importaciones: arman plan para que trenes tengan más partes nacionales

Buscan desarrollar la industria ferroviaria

Precios de alimentos: subieron 1,7% en la primer quincena de abril en CABA

Los precios de alimentos muestran más subas

Cayó consumo 18% contra "pico" de compras en el inicio de la cuarentena

Marzo mostró caída en el consumo masivo

Mercosur, sin "fumata": Brasil insiste con importaciones muy altas

Siguen las diferencias en el Mercosur

Plan de exportaciones: confirmaron estrategia oficial para obtener dólares

Presentaron plan de exportaciones

"No entra nadie": por pánico al contagio de Covid-19, cayó el consumo

El consumo no esencial se cayó después de Semana Santa

Imputan a Nestlé y Mondelez por engaños en sus etiquetas

Imputan empresas por mal etiquetado

Industria electrónica nacional: esperan mayor producción en Tierra del Fuego

Celulares aumentaron producción y ventas

Aduana cuida dólares: toman medidas para evitar la sobrefacturación

La Aduana controla las importaciones

Mercado Federal Ambulante: el plan oficial para llevar precios baratos al barrio

Apuestan a la entrega directa al consumidor