El gobierno suspendió el cierre de cuentas bancarias y la aplicación de multas hasta el 30 de abril en el marco del paquete de medidas adoptadas por la pandemia de coronavirus. Se suma la prohibición de negar créditos bancarios a empleadores con deudas previsionales.

El decreto 312/2020 publicado este miércoles en el Boletín Oficial dispone que las entidades financieras "no podrá establecer sanción alguna a los cuentacorrentistas, ni inhabilitación, por el libramiento de cheques comunes o de pago diferido sin fondos, así como por la falta de registración de cheques de pago diferido".

"La necesidad de impulsar el otorgamiento de crédito en el marco de la emergencia económica existente, resulta necesario y urgente suspender transitoriamente la exigencia de ese requisito, al menos hasta el 30 de abril del corriente año 2020", precisa el texto oficial. 

El anuncio se suma al retorno este jueves del clearing por parte del  Banco Central. De esta forma se retoman las sesiones de compensación electrónica de cheques que habían sido suspendidas el 20 de marzo, aunque desde la entidad conducida por Miguel Ángel Pesce señalaron que los días en los que no hubo clearing,  "no se computaran para el vencimiento del plazo de 30 días para la presentación de los cheques".