El Gobierno trabaja en un esquema de incremento de tarifas de alrededor del 20% pero busca que los aumentos no sean parejos para toda la población sino que tendrán una segmentación que pondrá más presión sobre los sectores de mayores ingresos.

Esa definición está en manos del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien trabaja en el esquema con el secretario de Energía, Darío Martínez, tras dos años en los que prácticamente no hubo retoques de tarifas de servicios públicos. En 2019 porque era el último año de gestión de Mauricio Macri y buscaba su reelección y el año pasado por la pandemia, por lo que el gobierno de Alberto Fernández ordenó el congelamiento.

"Guzmán y Martínez pretenden incrementar en promedio un 20% las tarifas pero con una segmentación muy marcada: no más del 9% para el 45% más pobre de la población, lo mismo que la inflación para el 35% de "clase media" y todo lo que haga falta para que el 20% más rico deje de estar subsidiado", reveló el periodista Alejandro Bercovich en su Panorama Semanal en BAE Negocios.

Martínez, convocó para el 15 de marzo a una audiencia pública donde se discutirá que porción del precio de gas en boca de pozo cubrirá el Estado a través de subsidios. "Pero como no está previsto analizar ahí las tarifas que le corresponderán a transportistas y distribuidores, el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Federico Bernal, podría convocar hoy mismo a una segunda audiencia al día siguiente. Lo mismo evalúa María Soledad Manin en el ENRE para las tarifas eléctricas", indicó .

 

Energía, tarifas y salarios

Esta semana, Martínez vinculó el ajuste de las tarifas de servicios públicos a la evolución de los salarios, en un esquema en el cual el Gobierno está intentando alinear todas las variables para que no presiones sobre la inflación que en enero marcó un 4%.Martínez dijo que  "no puede crecer más el cuadro tarifario o la tarifa que el salario" y consideró que "el esquema de subsidios no es bueno, pero llevará mucho tiempo equilibrarlo".

"No puede crecer más el cuadro tarifario o la tarifa que el salario, porque no sólo se torna impagable sino que hace que la gente deje de consumir otros bienes; por lo cual la tarifa va a ir por debajo de la actualización salarial o jubilatoria", afirmó, según informó la agencia Télam.

En diálogo con la radio LU5 de Neuquén, Martínez agregó que en el caso de las tarifas de energía es necesario "tener una visión más federal, que tenga en cuenta cada región, es un equilibrio que cuesta para que todos queden conformes".

Por otra parte, recordó que " el Estado subsidia el 51% del costo general de la energía; y el 49% restante se paga en la factura; eso hay que empezar a equilibrarlo, es un proceso que va a llevar mucho tiempo".