En línea con lo que había anticipado el ministro de Producción, Matías Kulfas, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anticipó que las tarifas de servicios públicos comenzarán a descongelarse, aunque sugirió que se hará en forma selectiva de acuerdo con la capacidad de pago. “Vamos a estudiar un nuevo cuadro tarifario que seguirá sosteniendo el esquema de tarifa social y después de junio, probablemente, habrá un aumento pero en los sectores que lo puedan soportar”, señaló el funcionario. “Esta lógica que estamos imprimiendo son las prioridades que los argentinos y las argentinas votaron mayoritariamente en octubre. Hemos cambiado las prioridades de la gestión”, resaltó Cafiero, en declaraciones a radio Mitre.

Una de las primeras medidas que tomó el gobierno de Alberto Fernández fue suspender por 180 días la actualización de tarifas de servicios públicos como parte de las iniciativas para dinamizar el consumo y desacelerar la inflación que venía con fuerte inercia desde el fin de la gestión de Cambiemos. El plazo de congelamiento es hasta junio y si bien en el Ministerio de la Producción afirman que podrían hacerse antes de esa fecha una actualización, Cafiero sugirió que esperarán hasta la fecha tope para resolver el nuevo cuadro.

Por otro lado, el jefe de Gabinete planteó otro tema central que tiene también expectativas hacia junio: la nueva fórmula de movilidad jubilatoria. “Se va a conocer en junio, cuando la tengamos resuelta. Y a partir de ahí, empezaremos a hacer los cálculos y desembolsos”, agregó.

“Nosotros suspendimos la fórmula anterior, dimos aumento de suma fija y si se revisan todas las erogaciones, termina siendo neutra. La suspendimos para aplicar una política de redistribución al 75% de los jubilados. Con los bonos y los aumentos, las jubilaciones subieron alrededor del 18% .Les estamos dando medicamentos gratis, tenemos varios subsidios y estamos sacando el programa Remediar”, puntualizó.