El nuevo CEO de YPF, Sergio Affronti, anunció ayer una reorganización del equipo de gestión de la petrolera estatal y puso en marcha una vicepresidencia que tendrá a su cargo la producción de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta. Los cambios ocurren en medio de la crisis del sector producto del derrumbe de los precios internacionales del crudo y la caída de la demanda a raíz de la cuarentena y en pleno debate por la aplicación del barril criollo de USD45.

"Reorganizamos el equipo para volver a crecer", aseguró Affronti, quien fue designado por el directorio tras la asamblea general de accionistas realizada a fin de abril.

El desafío es muy grande, ya que el sector petrolero mundial entró en una crisis sin precedentes a raíz de la pandemia de coronavirus. La petrolera de bandera sufrió una caída de hasta el 80% en las ventas de combustibles, que representan el 60% de sus ingresos. Además, la firma enfrenta un arduo calendario de vencimientos de deuda en los próximos meses.

Affronti informó que el negocio de upstream -exploración y producción- será liderado a través de una vicepresidencia de Upstream convencional, que estará a cargo de Gustavo Astie, y una vicepresidencia de no convencional, que tendrá su sede en Neuquén y será encabezada por Pablo Iuliano.

Las otras vicepresidencias serán ocupadas por Mauricio Martin (Downstream), Santiago Martínez Tanoira (Gas y Energía), Marcos Sabelli (Estrategia y Desarrollo de Negocios), José Manuel Aggio (Recursos Humanos) y Gustavo Chaab (Seguridad y Medio Ambiente). Carlos Alfonsi continuará al frente de Operaciones y Transformación.