El crédito productivo siguió creciendo en marzo, de la mano de la política monetaria expansiva y de las medidas de incentivo a los préstamos para mantener viva a la oferta durante la pandemia. En los primeros 19 días de mayo, el salto fuerte lo dieron los Documentos, que registraron una mejora de 20,7% en el promedio del mes. Eso implicó un salto de 18,3% en términos reales, si se toma como válida una inflación de 2% para mayo. Las líneas destinadas al consumo, en cambio, registraron caídas.

Los esfuerzos monetarios del BCRA se multiplicaron durante la cuarentena. Al fuerte financiamiento de la política fiscal del Tesoro, que buscó salvarle las papas a las empresas a través del pago del 50% de los salarios y que busca llegar a los hogares con los $10.000 del IFE, se sumó la emisión para los bancos, movilizada a través de un fuerte desarme del stock de Leliq. La suba del crédito productivo fue notoria en abril y siguió en esa línea durante mayo, primero de la mano de los adelantos y luego del lado de los documentos.

En mayo, hubo un cambio en la composición: los adelantos, crecieron apenas 2,2% nominal, lo que implica un virtual empate en términos reales, en la comparación con abril. Durante el mes pasado, en cambio, los adelantos habían trepado 25,2% real y los documentos 16,1%. En mayo el stock de Documentos rondó un promedio de $429.998 millones y el de Adelantos otro de $313.492 millones. En total se registró una mejora del 9,9% real en los préstamos para sostener a la producción

Desde el BCRA explicaron: "Inmediatamente tras el inicio de la cuarentena los adelantos fueron la línea más dinámica, debido, en parte, a que esta línea tiene montos preaprobados y su utilización es prácticamente automática. En la medida en que fueron transcurriendo los días, y con más intensidad una vez que se reanudó la atención al público por parte de los bancos, los documentos a sola firma presentaron un dinamismo creciente. Cabe señalar que, por tener estas líneas un plazo mayor que los adelantos, tienen una vida promedio cercana al año, parecerían adecuarse mejor a la situación actual de las empresas".

Además, la obligación a los bancos de achicar el stock de Leliq se sumó a la reducción de encajes, que motorizó a los créditos a tasa del 24% para las mipyme: entre el inicio de la cuarentena y mayo, estas líneas registraron operaciones por $223.280 millones ($183.870 millones ya desembolsados y el resto en proceso). Y desde el 1 de mayo se sumó la línea a tasa 0% para monotributistas y autónomos, que en los primeros 14 días del mes llegó a un monto de $19.890 millones.

Las Tarjetas de crédito, los Personales, los Prendarios e incluso los Hipotecarios se mostraron entre estancados y en caída durante mayo. Los esfuerzos del BCRA están centrados en mantener sus stocks en los niveles previos, mediante la refinanciación de cuotas.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Los envíos al Tesoro ya son la principal fuente de emisión

Se aceleró el ritmo de impresión de billetes en julio

La inflación de los pobres volvió a pegar un salto en junio

La inflación de los pobres volvió a pegar un salto en junio

Sigue en baja: el PBI cayó 0,7% en lo que va del 2021

Sigue en baja: el PBI cayó 0,7% en lo que va del 2021

La suba en las importaciones achicó el superávit comercial

Aunque también crecieron en cantidades, el precio internacional de la soja sigue siendo clave para la suba de las exportaciones

Obra pública, subsidios y envíos a provincias dispararon el déficit

Obra pública, subsidios y envíos a provincias dispararon el déficit

Los precios mayoristas desaceleraron levemente en junio

El petróleo y los combustibles fueron los que más traccionaron la suba de precios

Luego del parate, la industria volvió a crecer en junio

Luego del parate, la industria volvió a crecer en junio

Elecciones: el déficit primario superó el 0,5% del PBI en junio

Elecciones: el déficit primario superó el 0,5% del PBI en junio

La inflación impactó en salarios y en las chances de ahorrar

La inflación impactó en salarios y en las chances de ahorrar

La segunda ola obligó a las industrias a usar menos maquinaria

La segunda ola obligó a las industrias a usar menos maquinaria