El crédito productivo siguió creciendo en marzo, de la mano de la política monetaria expansiva y de las medidas de incentivo a los préstamos para mantener viva a la oferta durante la pandemia. En los primeros 19 días de mayo, el salto fuerte lo dieron los Documentos, que registraron una mejora de 20,7% en el promedio del mes. Eso implicó un salto de 18,3% en términos reales, si se toma como válida una inflación de 2% para mayo. Las líneas destinadas al consumo, en cambio, registraron caídas.

Los esfuerzos monetarios del BCRA se multiplicaron durante la cuarentena. Al fuerte financiamiento de la política fiscal del Tesoro, que buscó salvarle las papas a las empresas a través del pago del 50% de los salarios y que busca llegar a los hogares con los $10.000 del IFE, se sumó la emisión para los bancos, movilizada a través de un fuerte desarme del stock de Leliq. La suba del crédito productivo fue notoria en abril y siguió en esa línea durante mayo, primero de la mano de los adelantos y luego del lado de los documentos.

En mayo, hubo un cambio en la composición: los adelantos, crecieron apenas 2,2% nominal, lo que implica un virtual empate en términos reales, en la comparación con abril. Durante el mes pasado, en cambio, los adelantos habían trepado 25,2% real y los documentos 16,1%. En mayo el stock de Documentos rondó un promedio de $429.998 millones y el de Adelantos otro de $313.492 millones. En total se registró una mejora del 9,9% real en los préstamos para sostener a la producción

Desde el BCRA explicaron: "Inmediatamente tras el inicio de la cuarentena los adelantos fueron la línea más dinámica, debido, en parte, a que esta línea tiene montos preaprobados y su utilización es prácticamente automática. En la medida en que fueron transcurriendo los días, y con más intensidad una vez que se reanudó la atención al público por parte de los bancos, los documentos a sola firma presentaron un dinamismo creciente. Cabe señalar que, por tener estas líneas un plazo mayor que los adelantos, tienen una vida promedio cercana al año, parecerían adecuarse mejor a la situación actual de las empresas".

Además, la obligación a los bancos de achicar el stock de Leliq se sumó a la reducción de encajes, que motorizó a los créditos a tasa del 24% para las mipyme: entre el inicio de la cuarentena y mayo, estas líneas registraron operaciones por $223.280 millones ($183.870 millones ya desembolsados y el resto en proceso). Y desde el 1 de mayo se sumó la línea a tasa 0% para monotributistas y autónomos, que en los primeros 14 días del mes llegó a un monto de $19.890 millones.

Las Tarjetas de crédito, los Personales, los Prendarios e incluso los Hipotecarios se mostraron entre estancados y en caída durante mayo. Los esfuerzos del BCRA están centrados en mantener sus stocks en los niveles previos, mediante la refinanciación de cuotas.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Los préstamos productivos y una fuerte caída en marzo

Las empresas utilizan su recaudación para desendeudarse

Tras un buen bimestre productivo, marzo dio señales positivas

Tras un buen bimestre productivo, marzo dio señales positivas

La desigualdad terminó el 2020 en niveles menores al 2019

La desigualdad terminó el 2020 en niveles menores al 2019

Ganancias: Argentina está entre los países en los que menos se paga

La participación de Ganancias en los ingresos nacionales viene cayendo en los últimos años y continuará en esa dirección

Crecen las proyecciones pero una Fase 1 sería peor que en 2020

Crecen las proyecciones pero una Fase 1 sería peor que en 2020

La recaudación tributaria creció 22,1% real en marzo

La recaudación tributaria creció 22,1% real en marzo

Plazos fijos: pese a la tasa negativa, crecieron en marzo

Plazos fijos: pese a la tasa negativa, crecieron en marzo

BCRA adelanta presiones devaluatorias pero los dólares alcanzan

BCRA adelanta presiones devaluatorias pero los dólares alcanzan

Sin IFE, la pobreza trepó a su nivel más alto desde el 2006

Sin IFE, la pobreza trepó a su nivel más alto desde el 2006

El PBI roza la prepandemia pero hay nubes en el horizonte

El PBI roza la prepandemia pero hay nubes en el horizonte