El consumo creció fuerte en febrero último, con subas del 5,3% en supermercados, 10,9% en shoppings y 11,4% en autoservicios mayoristas, comparado con igual mes del 2019, informó este jueves el Indec. El fuerte impulso del consumo en el segundo mes del año aún no registra el cambio producido en marzo, por el impacto de la crisis sanitaria.

Las ventas a precios corrientes (es decir, incluyendo el impacto de la inflación) crecieron en supermercados un 62,8%, en los autoservicios mayoristas un 72,1% y en centros de compras o shoppings un 72,7%, en la comparación interanual. La facturación en los supermercados llegó a los $72.577,5 millones, en los autoservicios alcanzó los $12.118,5 millones y en los centros de compras se unicó en $15.750,8 millones.

En los supermercados se produjo la primera variación positiva interanual tras 19 meses consecutivos de contracción, mientras que en los autoservicios se produjo el quinto mes consecutivo de recuperación en las ventas. En los centros de compras la mejora interanual en las compras por cantidades, se alcanzó después de que en diciembre y enero registrará variaciones negativas.

En ambos megacentros, donde casi el 90 % de las ventas son de alimentos, artículos de limpieza y vestimenta, las compras en los supermercados realizadas con tarjetas de crédito aumentaron un 77,55% y en los autoservicios un 101%, en la comparación interanual.