Marzo 2021 inaugura una nueva etapa de aumentos en las tarifas de servicios públicos y privados para el conjunto de usuarios y que impactará en transporte, educación y medicina prepaga, entre otras categorías.

Con el anticipo del presidente Alberto Fernández del envío al Congreso de un proyecto para "desdolarizar" las tarifas de gas, luz y agua que se encuentran congeladas por la pandemia de coronavirus, el tercer mes del año activará porcentajes de subas que treparán hasta el 100%.

El listado de aumentos

  • El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comenzará a aplicar la suba del 43% sobre el valor del pasaje del subte, que llevará la tarifa de $21 a $25,50 primero. Luego avanzará con una actualización que dejará un monto final de $30. A la par, el Premetro pasará  de $7,50 a $9,10, y luego a $10,70.
  • Otro de los aumentos será del 100% del costo para estacionar en las calles porteñas que subirá de $15 a $30 la hora.
  • La Verificación Técnica Vehicular, obligatoria para los autos de más de tres años y motos de más de un año, pasará de $1838 a $2665 para los vehículos y de $691 a $1002 para los rodados menores.
  • Las compañías de TV paga, internet y telefonía fija se sumarán con subas de entre el 5 y el 7,5% autorizado por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). 
  • Por su parte la telefonía móvil percibirá aumentos del 7,5% y 2,5% en facturas de febrero y marzo que se aplican sobre el precio de la tarifa en diciembre.
  • La medicina prepaga en marzo tendrá un incremento del 3,5%
  • Finalmente la cuota de los colegios subvencionados registrarán un aumento del 14,5% en la provincia de Buenos Aires y del 24,5% en la Ciudad. 

Luz, gas y aguas: Rumbo a nuevos aumentos con tarifas desdolarizadas

El presidente Alberto Fernández anunció este lunes que enviará al Congreso un Proyecto de Ley para declarar la emergencia en los servicios públicos y regulados, que permita avanzar en la tarea de "desdolarizar" las tarifas y "adecuarlas a una economía que tiene sus ingresos en pesos".

"Las tarifas deben ser justas, razonables y asequibles, permitir la sustentabilidad productiva y la justicia distributiva", remarcó Fernández en la Apertura de las Sesiones Ordinarias del Parlamento, en la que prometió ponerle fin "al martirio" de tener que elegir "entre comer o pagar la luz y el gas".

El mandatario enfatizó además en que el Gobierno quiere "que los costos fijos que representan esas tarifas en millones de familias argentinas repercutan cada vez menos en el poder adquisitivo de cada una de ellas".

"El propósito último es que los subsidios del Estado solo amparen a los que lo requieren", insistió el Presidente.