El presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), Jerome Powell, consideró hoy en Washington, que "el reciente aumento de casos de Covid-19 y el surgimiento de la variante Ómicron presentan riesgos a la baja para el empleo y la actividad económica y aumentan la incertidumbre sobre la inflación".

Powell, quien fue nominado para un segundo mandato al frente del organismo por el presidente Joseph Biden, cree que "los factores que impulsan la inflación al alza persistirán el año próximo", según un discurso ante la comisión bancaria del Senado.

El presidente de la FED sostuvo que cada vez está "más preocupado por los aumentos de precios de este año", lo que aumentó las presiones sobre la FED para que suban las tasas de interés.

"Una mayor preocupación por el virus podría reducir la voluntad de trabajar presencialmente, lo cual frenaría el progreso del mercado laboral e intensificaría los problemas en la cadena de suministros", añadió.

Los problemas de suministros de insumos causaron escasez de varios productos que, sumada a una demanda en aumento, contribuyeron a acentuar los incrementos de precios.

Powell recordó que "la inflación está muy por encima de la meta del 2%" y que el indicador de precios preferido del banco central registró en octubre una aumento anual del 5%.

Si bien la Fed espera que "la inflación baje significativamente durante el próximo año a medida que disminuyan los desequilibrios de la oferta y la demanda", Powell reconoce que la tendencia es "difícil de predecir".

Tras señalar que el aumento de los precios perjudica a "los menos capaces de soportar la carga", especialmente las familias negras e hispanas, Powell se compromete a actuar para apoyar la recuperación y "evitar que se arraigue una inflación más alta".

La FED ya comenzó a retirar sus medidas de estímulo implementadas para relanzar la economía tras la caída provocada por la pandemia, pero Powell ya dijo a los responsables políticos que la suba de tasas va a tardar en llegar.

Sin embargo, más funcionarios de la Fed señalaron que las tasas podrían comenzar a subir desde su valor actual de cero a mediados de 2022.
 

Techo de la deuda

En tanto, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, quien debe testificar en el Senado junto con Powell, dijo que la recuperación de Estados Unidos está en camino, con la creación de medio millón de puestos en promedio al mes, desde principios de año.

Yellen advirtió que no aumentar el límite de la deuda estadounidense "destripará" la recuperación económica.

"No exagero al señalar lo crítico que es que el Congreso aborde este tema. Estados Unidos deben pagar sus facturas a tiempo y en su totalidad. Si no lo hacemos, destriparemos nuestra recuperación actual", alertó Yellen, según su testimonio que dará el martes en el Congreso.

Yellen anticipó a principios de este mes que el Tesoro se quedará sin fondos el 15 de diciembre, a menos que el Congreso aumente o suspenda el límite de endeudamiento.