La Casa Rosada generó una alta expectativa con la convocatoria hoy a empresarios del agro vinculados con el desarrollo de economías regionales. Desde que comenzaron a circularse las invitaciones, el lunes, el intercambio de información se convirtió en un bien preciado para anticiparse a los anuncios que verán la luz hoy y con los cuales el Gobierno espera generar una inyección de optimismo y un alivio para que comience a andar la maquinaria productiva, que viene mostrando los peores indicadores. Las cifras oficiales señalan que apenas la mitad de la industria está en marcha y hay picos altísimos de capacidad ociosa, como en los sectores automotor y textil. En la industria se espera con ansias que se cristalicen nuevos créditos a tasas subsidiadas, cambios en las retenciones y modificaciones impositivas para las pymes. Una oportunidad para el Gobierno de mostrarse a favor de la producción y de dar buenas noticias. Dos bienes escasos