Que todas las miradas de analistas políticos y económicos están puestas en el posible gabinete económico de Alberto parece, a esta altura, una verdad de perogrullo. Pero, de acuerdo con el escenario que plantean muchos especialistas, para el 2020 acaso no sean los cargos de ministro de Economía, presidente del BCRA y director ejecutivo de la AFIP los puestos más importantes a decidir sino el del ministro de Energía, Canciller y titular de YPF. La razón, afirman, es que el país tendrá que tener un canciller muy activo para aumentar las exportaciones, en especial las de energía, las cuales podrían sumar a las arcas del Estado hasta US$3.500 millones el año que viene y mas de US$10.000 millones hasta 2023. En ese contexto, será clave el ministro de Energía y el plan de negocios de la petrolera estatal, en medio de un 2020 que, en caso de que “todo salga bien”, recién abandonará la recesión a partir del último trimestre del año y en donde las relaciones exteriores, el gas y el petróleo sean acaso tan importantes como los granos, la inflación, el dólar y la reestructuración de deuda.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos