El sueño de viajar alienta a miles de rastreadores de pasajes y alojamientos baratos, que miden tarifas y aplican cálculos matemáticos como si fueran ciéntificos en búsqueda de la fórmula perfecta para vacacionar. Entre técnicas secretas, ofertas que circulan de boca en boca, ocasionales "precios equivocados" de las aerolíneas (ver aparte) y comparaciones de servicios de hoteles, la tarea es incansable. Para descansar estarán las vacaciones, claro.

Una de las variables que permite ahorrar y es pertinente tener en cuenta en épocas de presupuestos flacos es la cuestión estacional. Booking.com, líder en conectar viajeros con alojamientos increíbles, compartió algunos destinos en la región con la mejor oferta costo-beneficio en función de la época del año. Según el mes elegido, la diferencia de precios puede superar el 40%.

En enero, viajar por ejemplo a Belém fue 32% más accesible que en el mes más caro del año (octubre) y a São Paulo fue 21% más barato que en noviembre. Los precios de referencia son de 2018 pero suelen mantener la misma tendencia.

"Las variables que indicen en la diferencia de precios según el mes están relacionadas desde cuestiones como período de vacaciones escolares, feriados con puentes o hasta cuestiones de clima. Por ejemplo, Jericoacoara es un destino muy conocido por sus playas, lagunas artificiales, el atardecer en las dunas, calles de arena llenas de restaurantes y bares. Pero en realidad es un destino que se hizo famoso por la práctica de windsurf y kitesurf, actividad que necesita vientos garantizados. Por eso su temporada alta es entre agosto y febrero que es cuando menos lluvias y más viento hay, lo que lo hace a la vez un destino más económico en el mes de mayo donde el viento no sopla fuerte", explicó a BAE Negocios Luiz Cegato, Gerente de Comunicación y RR.PP. de Booking.com para LATAM.

Vacaciones y verano inciden en algunos destinos de playa: viajar a Río de Janeiro en enero es 37% más caro que en junio y Playa del Carmen es 44% más accesible en septiembre que en enero. Jericoacoara, en tanto, es 41% más accesible en mayo que en enero. El mes más caro para Buenos Aires es noviembre (sale 25% menos en junio).

"La mejor manera para encontrar una buena oportunidad de viaje es siempre programarse con antelación: buscar informaciones acerca de la mejor temporada para visitar el destino, conocer las condiciones climáticas locales, a un destino son las tablas climáticas, tener conocimiento sobre feriados, festividades (Carnaval, Día de los Muertos, etc.), el período de vacaciones escolares o laborales que se ofrecen, y/o destinos que se ponen moda", explicó el especialista.

Más notas de

Paula Boente

Industry: jóvenes en carrera en el mundo financiero

Industry: jóvenes en carrera en el mundo financiero

Vacaciones sobre ruedas: cambiar de paisaje

Vacaciones sobre ruedas: cambiar de paisaje

Bauleras inteligentes: espacio a medida para tiempos de home office

Bauleras inteligentes en tiempos de home office

Helados: un amor de verano que trasciende estaciones

Helados: un amor de verano que trasciende estaciones

The Crown: Thatcher y Lady Di, figuras de la temporada

The Crown: Thatcher y Lady Di, figuras de la temporada

Ajedrez: la avanzada de las mujeres

Ajedrez: la avanzada de las mujeres

Gambito de dama: título desabrido para una historia entrañable de ajedrez

Gambito de dama: título desabrido para una historia entrañable de ajedrez

The Undoing: el derrumbe de una vida perfecta

The Undoing: el derrumbe de una vida perfecta

Noche de brujas en versión virtual

Noche de brujas en versión virtual

La ola coreana: furor de multitudes

La ola coreana: furor de multitudes