El Supremo Tribunal Federal de Brasil prohibió la asunción de la diputada Cristiane Brasil Francisco como ministra de Trabajo. La Justicia consideró que no podía ocupar un cargo público por haber tenido “en negro” a sus ex empleados. Hace casi un año, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuvo que retirar la nominación de Andrew Puzder como secretario de Trabajo.

El empresario de cadenas de comidas rápidas no sólo es un defensor de las desregulaciones laborales y un opositor al aumento del salario mínimo -que le había granjeado el rechazo de los demócratas- sino que se supo que había empleado a una inmigrante ilegal en el servicio doméstico. Con eso se aseguró además la censura de parte del oficialista Partido Republicano. Trump decidió no nombrarlo. En Argentina, mientras tanto, las vacaciones en un country del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, no son alteradas ni por la Justicia ni por el Gobierno.