Entre el 2016 y el 2019, el presupuesto destinado al Instituto Nacional de Microbiología Dr. Malbrán se redujo el 37,73%. El programa de investigación, desarrollo y servicio en virosis humana cayó un 28%. El programa de prevención y control de enfermedades endémicas disminuyó más de 70%. Y el área de prevención epidemiológica y control de enfermedades agudas se recortó un 80%. Los datos no son de ahora. Fueron publicados el año pasado por la Fundación Soberanía Sanitaria y reflejan el desfinanciamiento durante la gestión Cambiemos de ese centro de investigación que está abocado ahora, por ejemplo, a los casos de coronavirus. Un año después de ese informe, los diputados de Cambiemos decidieron donar los 11,6 millones de pesos que pueden otorgar en subsidios por la pandemia, íntegros al Malbrán. La crisis también da la oportunidad de enmendar el silencio con acción.