Diálogo, necesidad y urgencia. Los tres conceptos están guiando en los últimos días las acciones del gobierno de Alberto Fernández para prevenir la expansión del Covid-19, en una escalada de acciones que apuntan a la difícil tarea de frenar los contagios, garantizar la seguridad sanitaria, alimentaria y educativa y reducir el impacto económico.

Pero el presidente Alberto Fernández fue un paso más adelante. Convocó a los dueños de los principales medios nacionales para compartir la necesidad de concientización de la población y pedir ideas para llevar el mensaje a las audiencias. Allí estuvo el Grupo Crónica -propietario del diario BAE Negocios- representado por el presidente, Raúl Olmos, y el vicepresidente, Marcelo Carbone. El Estado y los privados, todos conscientes de las responsabilidad de emitir un mensaje único sobre la conveniencia de limitar los contactos y mantenerse voluntariamente en los hogares para preservar la salud de la población.