El oficialismo de la Cámara de Diputados buscará firmar hoy el dictamen de comisiones del proyecto sobre Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa, que el Frente de Todos aspira a debatir mañana mismo en el recinto. Se trata de la iniciativa que envió el ministro Martín Guzmán quien por estas horas define apoyos claves para encarar el proceso de renegociación con los acreedores. No es el único punto que le preocupa al Gobierno. La deuda de la provincia de Buenos Aires se convirtió en lo más acuciante atentos al estrecho margen para completar el proceso de aceptación y evitar el default. Por eso, en el oficialismo hicieron notar que otras provincias también tienen apremios y convocaron a que se sumen al respaldo al proyecto nacional para tener también una base para el auxilio.

El gobernador Axel Kicillof había dicho días atrás que “se requiere buena fe de las dos partes”. Guzmán, en Nueva York, también habló de lo mismo . Pero Kicillof ofreció un adelanto de intereses y Guzmán, la ley. Es evidente que sólo con “la buena fe” no alcanza.