María Eugenia Baliño
@eugeniabal
ebalino@diariobae.com

El fuerte dinamismo que continúa mostrando el crédito bancario, alentado principalmente por la explosión de los préstamos hipotecarios en UVA, está acelerando el desarme de pases e incluso Lebac e impulsando a las entidades financieras a ofrecer mayores tasas para captar depósitos.

Según el último Informe Monetario Mensual del Banco Central, publicado el viernes pasado, la liquidez de los bancos en moneda local -medida como la suma del efectivo, la cuenta corriente en el BCRA, los pases netos y la tenencia de Lebac, como porcentaje de los depósitos en pesos- cayó en septiembre un punto porcentual respecto del mes previo, hasta el 40,2 por ciento.

De esta forma se profundizó la tendencia que ya se había manifestado en agosto, en un mes en que nuevamente el otorgamiento de crédito al sector privado superó el crecimiento de los depósitos.

Esto llevó a los bancos a utilizar parte de sus activos más líquidos para abastecer la demanda de crédito, generando un desarme de pases, y también de Lebac. Los pases netos de las entidades financieras en el BCRA promediaron un saldo equivalente al 0,7% de los depósitos, la mitad del mes pasado. A su vez, luego de dos meses consecutivos de incrementos, las tenencias de Lebac registraron una caída de 0,5 puntos porcentuales de los depósitos.
 

La liquidez de los bancos en moneda local cayó un punto porcentual en septiembre

 

En este escenario, y con la expectativa de que los préstamos continúen ganando cada vez mayor impulso en el marco de una economía en recuperación, bancos salen a buscar el dinero de los ahorristas, ofreciendo mejores tasas de interés.

La Badlar, la tasa de interés por los depósitos a plazo fijo de 1 millón de pesos o más de 30 a 35 días de plazo, de bancos privados se ubicó en un promedio de 21,3% el mes pasado, lo que representó un incremento de 0,5 puntos porcentuales respecto de agosto.

En la misma línea, la tasa de interés pagada por los depósitos a plazo fijo de hasta $100.000 y hasta 35 días promedió el 18%, exhibiendo un aumento de 0,4 puntos porcentuales.

La semana pasada, la Badlar de bancos privados llegó a tocar el 21,87%, mientras que la tasa de los plazos fijos minoristas alcanzó el 19,42 por ciento.

"La liquidez se va achicando con la aceleración exponencial del crédito y el rezago de los depósitos, y eso va a seguir presionando sobre la tasa Badlar, sobre todo si los bancos siguen desarmando Lebacs para financiar crédito hipotecario y al consumo", afirmó Federico Furiase, economista director de Estudio Bein/ EcoGo y profesor de la maestría en Finanzas de la UTDT.

Los préstamos al sector privado en pesos registraron el mes pasado un aumento mensual de 2,3%, con un aumento en términos reales de todas las líneas pero en especial de los préstamos hipotecarios.

En términos nominales, los créditos hipotecarios se dispararon un 9,2% ($7.600 millones), con lo que en los últimos 12 meses acumulan un crecimiento de 63,8 por ciento.

El informe monetario del BCRA destaca que el financiamiento en UVA representó en septiembre el 88% del total de los préstamos hipotecarios otorgados a las personas físicas.

Según Furiase, se espera que el crédito hipotecario siga mostrando este fuerte dinamismo, ya que "parte de niveles muy bajos".

"Si mejora la gobernabilidad y si hay expectativas de desaceleración de la inflación la demanda va a seguir, sobre todo si se implementa la opción de los bancos de securitizar los créditos, transferir el riesgo de crédito y apalancar con fondeo adicional. La duda está en si seguirá con la misma intensidad el crédito prendario y personal con alto componente importado", indicó el economista.

El BCRA retiró $116.400 M

El BCRA informó que en septiembre continuó absorbiendo pesos mediante operaciones en el mercado secundario de Lebac. La autoridad monetaria vendió el mes pasado letras internas en el mercado secundario por un total de $116.400 millones, que más que compensaron la expansión generada por la renovación parcial del vencimiento del mes. Como resultado, la absorción monetaria neta promedio mensual mediante Lebac y pases fue de $28.800 millones.