El aumento del estrés térmico laboral, consecuencia del cambio climático, causará la pérdida del 2,2 % de las horas de trabajo globales hacia 2030, equivalentes económicamente a 2400 millones de dólares, advirtió ayer la Organización Internacional del Trabajo ( OIT) en un informe.

Según el estudio titulado "Trabajar en un planeta más caliente: El impacto del estrés térmico en la productividad laboral y el trabajo decente", el malestar derivado del cambio climático derivará, en 2030, en una pérdida de productividad equivalente a 80 millones de puestos de trabajo.

Según indican en medios internacionales, esta proyección se basa en un aumento de la temperatura promedio de 1,5ºC, lo que provocaría que se desperdicien el 2,2% de las horas de trabajo a nivel mundial y pérdidas económicas por valor de 2.118 millones de euros.

"Sin embargo, las estimaciones del informe son prudentes y el impacto podría ser mucho mayor ya que, según la ONU, para que el calentamiento global se mantenga por debajo de los 2ºC, se requieren medidas drásticas. Además, estos cálculos consideran que los trabajos al aire libre se realizan a la sombra, algo que no siempre es posible", detalla el diario El país.

Según Catherine Saget, directora del departamento de investigación de la OIT, y una de las principales autoras del informe «el cambio climático no tendrá únicamente consecuencias en el medio ambiente -como el aumento del nivel del mar o el cambio en el regímen de precipitaciones- sino que tendrá una incidencia en la productividad laboral"

Es un riesgo vital para quienes trabajan al aire libre y predispone a cometer errores

Serán los países más pobres los que resultarán más afectados, según los especialistas. Los efectos serán desiguales en las diferentes regiones del planeta siendo mayor el impacto en el sureste asiático o en África Occidental. La pérdida de horas de trabajo en estas zonas del planeta se estiman en un 5% y equivalen a unos 120 millones de dólares.

Consecuencias en el cuerpo
De acuerdo con los expertos de la OIT, el estrés térmico es el aumento de calor que puede soportar el cuerpo humano sin sufrir degradación fisiológica. Este tipo de consecuencias en el organismo se producen en el organismo del ser humano a partir de los 35° de temperatura si existen condiciones de humedad muy elevadas.

Afecta tanto física como psíquicamente. El agotamiento por calor sucede cuando la temperatura corporal supera los 39°C. En estas circunstancias hay mayor propensión a cometer errores y a tener más accidentes.

El calor excesivo en el lugar de trabajo constituye un riesgo para la salud porque restringe funciones y aptitudes físicas de los trabajadores. La capacidad de los mismos disminuye y como resultado la productividad baja. Además, en el caso de los trabajadores de la construcción o de la agricultura pueden incluso morir a causa de un golpe de calor.

Los autores del estudio recomiendan medidas como la introducción de cambios en los horarios de trabajo, adaptar la vestimenta a las altas temperaturas o promover el establecimiento de lugares de trabajo en la sombra.

El estrés térmico afectará tanto a hombres como a mujeres y puede provocar un aumento importante de las migraciones, sobre todo desde las zonas rurales hacia las urbanas.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos