Siete de cada diez argentinos utiliza la motocicleta como medio de transporte, una tendencia que se verifica especialmente en el interior del país. Según el informe producido por la compañía de seguros ATM, dirigido interpretar las últimas tendencias en relación a los diferentes usos y funciones que adquirió la moto como vehículo por parte de los argentinos durante el último tiempo. Así, por primera vez el sector cuenta con datos concretos de una muestra representativa, que ilustra sobre los cambios del perfil del usuario de moto en nuestro país.

La primer conclusión del informe da cuenta que mayoritariamente la moto a nivel nacional se usa como medio de transporte (67%), seguido por el uso para recreación (26%) y como herramienta de trabajo (7%). Esta proporción también se mantiene en AMBA - Ciudad de Buenos Aires y parte de la Provincia de Buenos Aires con un 60% de usuarios de moto que la eligen como medio de transporte.

Según la preferencia de uso, se pueden identificar 3 grandes grupos de conductores: los que eligen usar moto como medio de transporte, los que prefieren la moto como un medio recreativo y los que la usan como herramienta de trabajo.

Dentro del primer grupo, prevalece la necesidad de desplazarse de modo ágil, ya sea un ejecutivo que va a su trabajo o un estudiante que concurre a la universidad. En su mayoría eligen una moto mediana por la facilidad de desplazamiento en la ciudad Este tipo de moto muchas veces reemplaza el uso de transporte público.

Otro elemento novedoso es que el uso por parte de las mujeres también empezó a crecer en los últimos años, tanto en AMBA como en el interior del país, siendo en este último donde lleva más años de antigüedad utilizando este vehículo. "El crecimiento del uso de motos en el país y los cambios del perfil del motociclista en Argentina pone sobre la mesa la necesidad de seguir trabajando y generando servicios que se adapten a la realidad del parque de motovehículos", interpretó Martín Pogliano, gerente comercial de ATM, la primera empresa de seguros abocada en exclusividad al rubro en el mundo, que brinda servicio en el país.

"Contar con este tipo de estadísticas es clave para ATM, ya que nos permite conocer las tendencias del usuario de moto y así acompañar la evolución del mercado. A la vez esta estadística dimensiona una temática de debate social, que instala nuevas condiciones de seguridad para este segmento", aportó el ejecutivo.

Por su parte, en el grupo que elige la moto como un medio recreativo, se identifican dos usos muy marcados.

Para Turismo: con motos de gran cilindrada que se disfrutan el fin de semana o para viajes especiales. Son mayormente personas de más de 35 años que disfrutan de este hobby y que salen en grupo de travesía en viajes en destinos locales, nacionales y por Sudamérica, disfrutando la tecnología del vehículo y la experiencia del paisaje.

Para Deporte: con motos de gran cilindrada o enduro, que se ponen a prueba en circuitos especiales fuera de la carretera, integrado mayoritariamente por hombres.

En AMBA, el usuario de tipo recreativo representa el 30%, dentro de los cuáles la mayoría usa este vehículo para turismo. En el interior del país representan solo el 18% y las usan más para deporte.

Finalmente, el tercer grupo es el que necesita la moto como herramienta de trabajo. Por lo general es una moto chica de baja cilindrada, que integra la flota de una empresa o que se destina a reparto o moto cadetería, por su capacidad de maniobra.