Empieza diciembre y las ansiadas vacaciones están cada vez más cerca. Sin embargo, la dura crisis económica que afecta al país arrastra nubarrones hacia los planes de playas doradas y lagos color turquesa. En épocas de bolsillos flacos, los argentinos agudizan el ingenio y ajustan los presupuestos para no quedarse sin el descanso de verano.

Si bien cuatro de cada diez compatriotas piensan gastar más o igual estas vacaciones en comparación con las del verano de 2019, una proporción igual, el 40 por ciento reconoció que este año tendrá que destinar menos recursos al veraneo. Una de cada diez personas piensa incluso en cancelar su salida anual. Los datos surgen de una encuesta realizada por Booking, el líder digital del sector que conecta a los viajeros con la oferta más amplia de alojamientos.

Cuatro de cada 10 argentinos encuestados piensan viajar en el verano 2020 y el 45% todavía se encuentra indeciso. Se destaca que entre quienes viajaron en las vacaciones de verano de 2019, 6 de cada 10 volverán a hacerlo en 2020 (el resto, en su mayoría, se encuentra indeciso).

Las estrategias para que el dinero alcance se ponen más que nunca en marcha. Los cazadores de ofertas salen a la carga. Buscar promociones es la medida principal que adoptan los turistas: tres de cada diez personas declararon que buscarán bajar costos de esta manera.

Además, entre quienes tienen decidido viajar este verano, la cantidad de días que destinarán es de aproximadamente 9 días, casi 2 días menos que en las vacaciones de 2019 cuando el promedio era de 11 días. La mitad piensa viajar una semana, un 18 por ciento menos de una semana y un 31 por ciento dos semanas.

Ciudad, playa o montaña

Los debates acerca del lugar de descanso pueden terminar más pronto este año. El 26 por ciento de los encuestados afirmó que la selección del destino será por precio. Se priorizarán los nacionales sobre los internacionales. El 10% cambiará el destino al cual pensaban viajar.

Un 19 por ciento afirmó que se verá obligada a reducir la cantidad de días y el 18% cancelará los gastos extra.

Otras acciones que tomarán para ahorrar son las vacaciones grupales. Así, muchos saldrán en dulce montón con amigos o familiares para abaratar los costos del hospedaje. En el 6 por ciento de los casos, los turistas admiten que buscan cambiar el tipo de alojamiento por uno más barato.

Ir en micro, en tren, en avión. Las calculadoras analizan diferencias en busca de la ecuación perfecta. La encuesta de Booking arrojó que el 5 por ciento cambiará el medio de transporte por uno más barato.

"Buscar promociones se intensifica entre mujeres, a mayor estrato social y entre personas sin hijos. En la Ciudad de Buenos Aires, se prioriza la reducción de cantidad de días y de gastos extra. Los hombres son más proclives que las mujeres a tomar medidas de ahorro. Entre los más jóvenes crece cambiar el destino inicialmente pensado (medida que también crece en estratos bajos)", puntualiza el informe de la empresa de turismo. Los hombres planean viajar en el verano 2020 en mayor medida que las mujeres, agrega el informe, tendencia que se acentúa, por supuesto, en el segmento socioeconómico más elevado.