La incursión de los robots como asesores de inversión no se detiene. Se suman desde hace un tiempo varias modalidades de uso de estas mentes digitales que prometen rendimientos jugosos. La inteligencia artificial detrás del Buzz US Sentiment Leaders ETF elige sus inversiones en función del estado de ánimo de millones de participantes humanos en el mercado, sin ser influenciados por ninguna emoción propia.

Desarrollado por la boutique canadiense de inversiones Buzz Indexes, recopila las opiniones de millones de usuarios de internet en tiempo real, buscando la inversión bursátil más debatida. Las 75 compañías estadounidenses de gran capitalización con la mayor percepción alcista serán elegidas para el índice BUZZ NextGen AI US Sentiment Leaders. Desde su lanzamiento en 2013, el índice ha superado en aproximadamente 50 puntos porcentuales al indicador S&P 500 del mercado bursátil estadounidense.

“Combinamos técnicas de procesamiento de lenguaje natural con inteligencia artificial”, dice Jamie Wise, máximo ejecutivo y fundador de Buzz Indexes en una entrevista con Bloomberg. “Nuestra inteligencia artificial aísla el factor del sentimiento en el precio de las acciones. En un mundo financiero perfecto, todos los participantes del mercado serían racionales y los precios de las acciones solo reflejarían los datos fundamentales. Pero mientras las personas prefieran su instinto en lugar de datos concretos, los mercados estarán constantemente sujetos a olas de emociones”, dice Wise. En el contexto de las llamadas finanzas conductuales, los economistas e inversores han intentado durante décadas evaluar el estado de ánimo actual de los participantes en el mercado.

Sin embargo, una encuesta directa y evaluación de todas las personas activas en el mercado de capitales probablemente es imposible de lograr. Por lo tanto, las finanzas conductuales actualmente utilizan variables simples para obtener una señal de percepción para el mercado. La inteligencia artificial, en tanto, usa información extraída directamente de plataformas en línea como Twitter y Stocktwits. Cada mes, la inteligencia artificial recopila de 15 a 20 millones de publicaciones diferentes de blogs y discusiones en foros y los agrupa en percepción positiva, negativa y neutral.

Recopila información de plataformas, foros e influencers para detectar el humor del mundo financiero

Al mismo tiempo, la máquina busca a los llamados “influencers” e identifica a aquellos cuyas publicaciones y tuits tienen mayor probabilidad de mover la opinión colectiva.

Buzz invirtió cinco años en el desarrollo de la inteligencia artificial y la selección básica de las 15 principales fuentes de datos. “La inteligencia artificial no es el próximo Warren Buffett y no siempre puede estar 100 por ciento en lo correcto, pero puede ayudar a tomar mejores decisiones”, dice Wise.