El dólar será otra vez noticia este viernes, afirman en el mercado. Y es que se pagan $24.800 millones del BoPoMo (Bono de Política Monetaria), una deuda en pesos que abona intereses de acuerdo al nivel de la tasa de las Leliq del Banco Central y que casi en un 50% (unos US$200 millones) está en manos del fondo PIMCO de los EE.UU. Lo esperable, afirman los operadores, es que PIMCO desarme posiciones y que para eso use el dólar contado con liquidación (CCL), haciéndolo saltar y acercándolo peligrosamente a la barrera psicológica de los $80. De ese modo, llevará la brecha del CCL con el dólar oficial a un récord superior al 30%, lo que desencadenará una nueva escalada de la divisa verde con una inflación cada vez más recalentada. Una brecha cambiaria, que en caso de hacerse realidad, podría dejar casi como decorativa e infantil a la grieta que atravesó la vida política, social y electoral de la Argentina durante el último lustro.