En el año que termina, BAE Negocios cumplió 21 años inmerso en una coyuntura compleja que obligó a repensar el rol de un diario de segmento pero que apuesta a que la economía y las finanzas dejen de ser un reducto sólo para iniciados.

¿Cómo se logra? Con más profesionalismo, más análisis, más discusión y, sobre todo, más amplitud para sostener las múltiples miradas acerca de un modelo económico que no está mostrando resultados en el objetivo de dinamizar la industria nacional y tender a la innovación para optimizar los procesos de valor agregado.

En cambio, Argentina finaliza el 2018 encorsetado por restricciones internas y externas, con indicadores negativos y duplicando las cifras más pesimistas en los principales rubros: crecimiento, inflación, deuda, tipo de cambio. El cierre del año que está terminando deja un piso de complicaciones que el oficialismo tendrá que esmerarse en corregir, ya que pone en juego su continuidad en el poder.

Las audiencias reclaman precisiones y los medios deben estar a la altura del desafío por explicar los desencadenantes de la recesión y las perspectivas de recuperación. Con un equipo propio consolidado y una apuesta a la actualización permanente en el sitio web y las redes, BAE Negocios sumó un ciclo de charlas con referentes económicos y políticos, entre ellos los ex presidentes del Banco Nación Carlos Melconian y Juan Carlos Fábrega, que continuará en 2019 para enriquecer el debate público.

Después de un recorrido de más de dos décadas y de varios procesos de cambio, el contrato de lectura sigue siendo el mismo que se consolidó en los últimos ocho años, cuando BAE Negocios se incorporó al Grupo Crónica: entender la Política, para anticiparse en la Economía, acertar en las Finanzas y hacer buenos Negocios. En ese camino, contamos con el apoyo de los sectores empresarios, profesionales y lectores. Nuestra audiencia.