El Gobierno tuvo ayer una jornada frenética de anuncios que comenzó con el presidente Mauricio Macri y siguió con dos rondas consecutivas de las duplas Rogelio Frigerio-Carolina Stanley y Dante Sica-Guillermo Dietrich. Interior, Desarrollo Social, Producción y Transporte. El gran ausente fue el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quizás el más indicado para explicar cómo se contrapesan los anuncios de medidas de “alivio” con el corset fiscal.

Se podría suponer que Dujovne estuvo sobrecargado con el detalle de las medidas. Pero, según trascendió, tuvo la colaboración de la diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien se encargó de llamar por teléfono a los referentes de las organizaciones pymes para pedirles de urgencia los planes que vienen proponiendo desde hace meses para, ahora sí, tenerlos en cuenta para los anuncios. No trascendió si también les prometió el dólar a $23 o los alentó a seguir dejando propina.