A pesar de que los CEO reconocen la importancia de ser transparentes en relación con sus programas de inclusión y diversidad para generar confianza, el mensaje no es lo suficientemente enérgico ni universal. Una encuesta realizada a 3600 mujeres profesionales de entre 28 y 40 años para conocer más sobre sus experiencias de desarrollo profesional y aspiraciones laborales revela que se muestran más confiadas, ambiciosas y preparadas para lo que está por venir, aunque muchas desconfían de lo que dicen sus empleadores sobre los ascensos y el desarrollo profesional, o acerca de lo que beneficia a sus carreras o las perjudica. El 45% cree que la condición de diversidad de un empleado (género, etnia, edad, preferencia sexual) puede ser un obstáculo para el avance profesional en sus organizaciones, y solo el 51% afirma que los empleadores están haciendo lo necesario para lograr avances en la diversidad de género. En tanto que el 58% señaló que la acción fundamental que se podría implementar para mejorar las oportunidades de desarrollo profesional, es la de lograr una mayor transparencia. Esto significa ofrecer a los empleados un claro entendimiento de las expectativas en ambos lados de la relación laboral, incluyendo información sobre el éxito y el avance profesional, además de facilitar el diálogo con empleados sobre sus situaciones actuales y lo que se espera de ellos en cuanto a su desarrollo.

"Las mujeres se muestran más confiadas y protagonistas a la hora de perseguir sus metas profesionales. Los líderes deben enfocarse en crear un ambiente en el que se pueda dialogar abiertamente y haya claridad sobre lo que se necesita para progresar. Esto beneficiará y traerá mejores resultados en general. Lograr una mayor transparencia es solo una pieza del rompecabezas; se necesitan acciones adicionales para impulsar el cambio, y deben ir de la mano de los esfuerzos para propiciar el rol de las mujeres en los puestos directivos", comenta Pablo Granado, director de Human Capital de PwC Argentina. . El sondeo incluyó participantes de empresas de 27 sectores de la industria de más de 60 países en todo el mundo. El informe, "Time to talk: what has to change for women at work" (Es hora de hablar: ¿qué debe cambiar para las mujeres en el lugar de trabajo?),

El poder de la negociación

La mujer tradicionalmente suele mantener un perfil bajo, pero cuando se hacen oír, obtiene resultados. La encuesta reveló que están reconociendo la necesidad de defender sus derechos y el poder que eso significa: más de la mitad está negociando ascenso y aumento de salario, como así también experiencias enriquecedoras de crecimiento profesional.

Del 41% que recibieron un ascenso en los últimos dos años, 63% negociaron esa promoción, y del 53% y 52% que se habían hecho cargo de grandes proyectos o tareas desafiantes en los últimos dos años, respectivamente el 91% y el 86% habían negociado esas oportunidades.

Abogar por los derechos propios da sus frutos, y el avance hacia una mayor transparencia combinado con el apoyo personal y el ambiente laboral servirán para generar mejoras más importantes en el futuro.

data

82% confía en su capacidad para concretar sus aspiraciones laborales.

73% busca oportunidades de desarrollo profesional.

42% les preocupa el impacto que podría tener en sus carreras formar una familia.

48% de las que fueron madres recientemente se sintieron ignoradas para ascensos y proyectos especiales cuando regresaron a sus trabajos.

45% cree que la diversidad puede ser una barrera para el avance profesional.

51% siente que sus empleadores hacen lo necesario para mejorar la diversidad de género.