El Gobierno no puede frenar al dólar

Ni el plan de alivio para trabajadores y Pymes anunciado ayer por el Gobierno ni la venta reforzada de reservas por parte del Banco Central bastaron para detener la huida del peso. El dólar trepó un 8% en la plaza mayorista y alcanzó los $63 en las pantallas del Banco Nación. En promedio, de acuerdo al relevamiento diario que realiza el BCRA, el billete quedó a $62,18 para los pequeños compradores.

El esfuerzo de Macri no alcanza

La suba del precio del dólar de 33,5% provocará una inflación acumulada en torno a 15% en los próximos 3 meses y una nueva caída del salario real de, al menos, 5%. Las medidas paliativas anunciadas ayer por el presidente Mauricio Macri alcanzarán a compensar como máximo un 10% de la contracción esperada del consumo. Incluso, por beneficiar principalmente a los sectores de trabajadores con más capacidad de ahorro, podría jugar en contra si el excedente llega a ser dolarizado.

Ritmo "insostenible"

La corrida cambiaria y la estampida de capitales de los activos argentinos se llevó ayer US$810 millones de las reservas y sólo tres días el país perdió US$2.078 millones. Las ventas de divisas del Banco Central, sumadas a la fuga, mellaron las arcas públicas a un ritmo que los analistas consideran insostenible y, para peor, no lograron contener al dólar, que se disparó 34,2% hasta el récord de $63. Como un revival de los tiempos de Luis "Toto" Caputo, los economistas advierten que la entidad que hoy conduce Guido Sandleris persigue de atrás a un tipo de cambio que se escapa.

Llamada entre Macri y Fernández

Tras mantener una charla con el presidente Mauricio Macri en el marco de la crisis económica por la que atraviesa el país luego de la apabullante resultado obtenido el domingo por el Frente de Todos, el candidato por ese espacio, Alberto Fernández consideró el diálogo como una "forma de llevar tranquilidad al país y a los mercados" y de "preservar la institucionalidad".

Macri, necesitado de levantar su imagen

La necesidad de recomponer legitimidad lo llevó a cambiar de estrategia en medio de la corrida cambiaria y los desaciertos discursivos tras la derrota electoral del domingo último. En un lapso de 48 horas, el presidente Mauricio Macri pasó de culpar al kirchnerismo por la actual situación económica y rechazar cualquier tipo de contacto con el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, a llamarlo por teléfono para que lo ayude a calmar a los mercados y garantizar la gobernabilidad, al mismo tiempo que a través de un mensaje grabado pidió disculpas por sus dichos en la conferencia de prensa del lunes pasado y asumió la responsabilidad de su gobierno por los resultados de las PASO.

El debate de las petroleras

Las empresas del sector petrolero denunciaron que deberán afrontar una fuerte pérdida de rentabilidad tras la fijación del precio de los combustibles por 90 días que anunció el Gobierno ayer e insistieron que impondrán aumentos. Ante esta situación, la Secretaría de Energía admitió que existe un escenario de negociación con las empresas aunque advirtió que podría aplicar la ley de Desabastecimiento si se mueven los valores.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos